UNFPAEL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004: Prevención del VIH/SIDA
State of World Population
Sections
Introducción
Población y pobreza
Población y medio ambiente
Migración y urbanización
Igualdad de género y habilitación de la mujer
Salud sexual y reproductiva y planificación de la familia
Salud materna
Prevención del VIH/SIDA
Adolescentes y jóvenes
Salud reproductiva para comunidades en crisis
Prioridades para la acción
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

Prevención del VIH/SIDA

Efectos y respuesta
Vínculos entre la prevención del VIH y los programas de salud reproductiva
Condones (preservativos)
Detección y asesoramiento voluntarios
Principales problemas

Detección y asesoramiento voluntarios

Los programas de detección y asesoramiento voluntarios (VCT) posibilitan con sensibilidad y en forma confidencial que las mujeres y los hombres conozcan cuál es su estado de salud y sus riesgos, de modo de promover adaptaciones saludables en los comportamientos. Esos programas son un medio eficaz de prevenir la transmisión del VIH y un importante punto de entrada para el tratamiento de las enfermedades asociadas al VIH, la prevención de la transmisión de la madre al niño, la lucha contra la tuberculosis y el apoyo psicosocial y jurídico.

Varios proyectos piloto realizados en Côte d’Ivoire y la India indican que al integrar el asesoramiento y la detección voluntarios en los servicios de salud sexual y reproductiva se reduce el estigma asociado con el VIH/SIDA, se intensifica la conciencia sobre los comportamientos sexuales saludables y se acrecienta el acceso a los servicios y su utilización. No obstante, con demasiada frecuencia tales programas de detección y asesoramiento voluntarios se han introducido en forma aislada y sin vinculación con otros servicios (28).

25 PROVISIÓN DE SERVICIOS DE DETECCIÓN Y ASESORAMIENTO VOLUNTARIOS EN ETIOPÍA

Nazret (Etiopía) es una localidad en una activa autopista utilizada por camiones entre Addis Abeba y Djibouti, donde es frecuente encontrar trabajadoras del sexo. Según se estima, de los adultos en la zona, un 18,7% están infectados con el VIH. Para comprender mejor y abordar esta alta tasa de prevalencia, la Asociación de Orientación Familiar de Etiopía comenzó ofreciendo servicios de detección y asesoramiento voluntarios durante dos días por semana en su clínica de salud reproductiva en Nazret, que atiende unos 100 clientes por día.

Las conversaciones con miembros de la comunidad y los encargados de prestar servicios pusieron de manifiesto la necesidad de integrar el asesoramiento y la detección voluntarios con otros servicios. Algunos clientes afirmaron que no visitarían centros independientes de asesoramiento y detección voluntarios debido al estigma adscripto a la enfermedad, pero los utilizarían si estuvieran integrados en una clínica de salud reproductiva. Se elaboraron planes para detectar, brindar asesoramiento antes y después de la detección, educar a la comunidad sobre la prevención del VIH, dispensar tratamiento a las infecciones oportunistas más comunes y proporcionar remisiones a establecimientos de mayor capacidad que ofrezcan atención y apoyo.

Se impartió al personal de la clínica capacitación sobre el VIH/SIDA y también se impartió información a las enfermeras sobre la manera de diagnosticar y tratar las ITS. Se estableció un servicio de base comunitaria para distribuir condones y se capacitó a trabajadores de difusión para que promovieran su utilización. Se involucró a instituciones locales en la creación de un mecanismo para proporcionar apoyo médico, social y económico a clientes que tienen reacción serológica positiva. También se establecieron sistemas de monitoreo y evaluación.

Más de la mitad de los clientes de los servicios de asesoramiento y detección voluntarios son hombres, y un 43% son jóvenes. Aproximadamente un 20% de las pruebas de detección arrojan resultados positivos, una tasa de prevalencia similar a las registradas en otros servicios de asesoramiento y detección voluntarios en la misma zona. Fuentes

PREVENCIÓN DE LA TRANSMISIÓN DE LA MADRE AL HIJO. Los programas de salud reproductiva pueden ayudar a prevenir la transmisión del VIH de la madre al hijo, evitando la infección de las mujeres, velando por que las mujeres y los hombres infectados con el VIH dispongan de información sobre cuáles son sus opciones y sus riesgos para que puedan efectuar opciones bien fundamentales, y proporcionando acceso a las terapias contra los retrovirus, además de una gama de métodos anticonceptivos que contribuyan a apoyar esas decisiones.

En muchos lugares, el embarazo suele ser una de las pocas oportunidades en que las mujeres acuden a servicios de salud y esto proporciona una excelente oportunidad para la prevención de la infección con el VIH, especialmente debido al asesoramiento y la detección voluntarios. Los servicios integrados de prevención del VIH y salud de las madres pueden promover el uso de condones, dispensar tratamiento a las ITS y proporcionar atención prenatal y postnatal, atención del parto en condiciones de seguridad y asesoramiento sobre la alimentación del recién nacido.

Hay una gran necesidad de aumentar la escala de las iniciativas para prevenir la transmisión de la madre al hijo, pues actualmente esos servicios sólo están al alcance de un pequeño porcentaje de mujeres (29).

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |