UNFPAEL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004: Salud materna
State of World Population
Sections
Introducción
Población y pobreza
Población y medio ambiente
Migración y urbanización
Igualdad de género y habilitación de la mujer
Salud sexual y reproductiva y planificación de la familia
Salud materna
Prevención del VIH/SIDA
Adolescentes y jóvenes
Salud reproductiva para comunidades en crisis
Prioridades para la acción
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

Salud materna

Nuevos enfoques
Causas y consecuencias
Morbilidad materna
Fístula obstétrica
Reducción de la mortalidad y la morbilidad derivadas de la maternidad
Dificultades en la medición
Respuestas integrales
Atención prenatal
Atención por personal capacitado
Atención obstétrica de emergencia
Atención posterior al aborto
Calidad de la atención de la salud materna
Los hombres y la salud materna
El UNFPA y la maternidad sin riesgo

Fístula obstétrica

La fístula obstétrica, una devastadora causa de morbilidad materna, es una de las cuestiones más descuidadas en materia de salud reproductiva en el plano internacional. La fístula, a consecuencia del trabajo de parto prolongado o obstruido, es un orificio entre la vagina y la vejiga o el recto, lo cual causa que la mujer padezca de incontinencia crónica. En la mayoría de los casos, el niño fallece.

Las mujeres que padecen de fístula no pueden permanecer limpias. El hedor de la orina o de la materia fecal es constante y humillante. Las consecuencias sociales son igualmente trágicas: muchas niñas y muchas mujeres que padecen de fístula son objeto de ostracismo en la sociedad, son abandonadas por sus esposos y culpadas por su estado.

La fístula es más que un problema de salud de la mujer. Suele afectar a los miembros más marginados de la sociedad: niñas y jóvenes pobres y analfabetas que viven en zonas remotas. Entre las causas fundamentales figuran la procreación precoz, la malnutrición y el limitado acceso a atención obstétrica de emergencia. La fístula, generalizada en países de África al Sur del Sahara y del Asia meridional y en algunos Estados árabes, afecta a más de dos millones de niñas y mujeres en todo el mundo y se estima que cada año se agregan entre 50.000 y 100.000 nuevos casos (20).

La fístula es susceptible de prevención si se adoptan medidas para aplazar el matrimonio precoz y el embarazo precoz, se aumenta el acceso a servicios de planificación de la familia y se proporciona acceso sin demora a la atención obstétrica de emergencia, en particular la operación cesárea en caso de parto obstruido. La fístula es susceptible de solución quirúrgica, con tasas de éxito que llegan al 90% cuando no hay complicaciones. Las mujeres, en su mayoría, pueden reanudar vidas plenas y normales, después de recibir asesoramiento psicosocial y rehabilitación social y de reintegrarse a sus comunidades.

No obstante, el costo de transportar a las pacientes hasta establecimientos donde se ofrece ayuda, practicar operaciones quirúrgicas para corregir el problema y brindar atención en la recuperación (unos 300 dólares), suele ser prohibitivo. Los establecimientos que ofrecen tratamiento son escasos y están muy distantes entre sí, y no se cuenta con una cantidad suficiente de médicos y enfermeras capacitados.

MORTALIDAD DE MENORES DE UN AÑO. Cuando la madres corren grandes riesgos de defunción o enfermedad a causa de la maternidad, sus hijos también corren riesgos. La deficiente atención de la salud de las madres y el insuficiente cuidado durante el embarazo, el parto y el crítico período del puerperio pueden causar defunciones de recién nacidos y niños menores de un año(21). Las infecciones y la asfixia y lesiones del parto son la causa de la mayoría de las muertes de recién nacidos, pero también contribuyen el bajo peso al nacer, las complicaciones del parto y los defectos congénitos.

18 CAMPAÑA PARA ELIMINAR LA FÍSTULA

En 2003, el UNFPA inició en todo el mundo la Campaña para Eliminar la Fístula, con el propósito de lograr que en los países en desarrollo la fístula sea tan infrecuente como lo es en los países industrializados. En virtud de la campaña, se crea conciencia sobre esa cuestión, se determinan las necesidades y se amplían los servicios de prevención y tratamiento.

Un objetivo fundamental es destacar la importancia de la atención obstétrica de emergencia para todas las embarazadas. La campaña, colaborando con aliados gubernamentales, ONG y la comunidad internacional, se está realizando en más de 25 países.

En Bangladesh, donde unas 70.000 mujeres viven con la fístula obstétrica, se ha establecido en la Facultad de Medicina de Dhaka un Centro de reparación de la fístula que contribuirá al tratamiento de los casos y capacitará a encargados de prestar servicios en el Asia meridional.

En Zambia, la campaña apoya la dependencia para la reparación de la fístula en el Hospital de la Misión en Monze. Las acciones iniciales han contribuido a crear conciencia del problema y a mejorar la calidad de la atención.

En el Sudán, se inició una campaña nacional con el lema “Fístula: DEBEMOS tratarla”. El UNFPA ha adquirido equipos y suministros médicos para el Centro de Fístula en Jartum, el único establecimiento especializado existente en el país. Fuentes

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |