UNFPAEL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004: Salud sexual y reproductiva y planificación de la familia
State of World Population
Sections
Introducción
Población y pobreza
Población y medio ambiente
Migración y urbanización
Igualdad de género y habilitación de la mujer
Salud sexual y reproductiva y planificación de la familia
Salud materna
Prevención del VIH/SIDA
Adolescentes y jóvenes
Salud reproductiva para comunidades en crisis
Prioridades para la acción
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

Salud sexual y reproductiva y planificación de la familia

Planificación de la familia y salud sexual
Acceso a los anticonceptivos y utilización
Necesidad insatisfecha
Elección de métodos
Infecciones de transmisión sexual
Calidad de la atención
Voces más fuertes en favor de la salud reproductiva
Obtención de suministros
Los hombres y la salud reproductiva

Calidad de la atención

El Programa de Acción de la CIPD reconoció que, además de asegurar la universalidad de los servicios de salud reproductiva “los programas de planificación de la familia deben esforzarse de modo significativo por mejorar la calidad de la atención” (párrafo 7.23). El objetivo debe ser asegurar que las personas “ejerzan sus opciones con conocimiento de causa y tengan a su disposición una gama completa de métodos seguros y eficaces” (párrafo 7.12).

Desde 1994, en muchos países se han reorientado los servicios en muchos países para mejorar su calidad y satisfacer mejor las necesidades y los deseos de los clientes, mediante una más amplia gama de métodos anticonceptivos, mejor seguimiento y mejor capacitación del personal para que proporcione información y asesoramiento psicosocial (haciendo hincapié en la sensibilidad, el carácter privado y confidencial y la opción bien fundamentada). Otra prioridad mundial es mejorar los servicios para las poblaciones pobres (36).

Al publicar en 1990 un marco sobre la calidad de la atención (37) se establecieron los componentes de buenos servicios de salud reproductiva. Es necesario que los clientes dispongan de opciones entre distintos métodos anticonceptivos, de información fidedigna y completa, de atención técnicamente competente, de buena interacción con quienes prestan los servicios, de continuidad de la atención y de diversos servicios conexos. En otro marco se detallaron el apoyo, los instrumentos y los recursos que necesitan los encargados de los servicios para prestar atención de calidad (38).

Las acciones encaminadas a mejorar la calidad se centran en mejorar el ámbito de los servicios para satisfacer la necesidad de los clientes, involucrando al personal y todas las categorías en la detección de los problemas y la propuesta de soluciones. Después de la CIPD, algunos enfoques ya ampliamente utilizados en países desarrollados se tradujeron para su uso en programas internacionales de planificación de la familia (39).

15 LA ATENCIÓN DE CALIDAD A JUICIO DE LOS CLIENTES

Los clientes se percatan de la calidad de los servicios que reciben. Cuando tienen una opción, utilizarán establecimientos y fuentes de servicios que ofrecen lo que, a su juicio, es la mejor atención. Los estudios efectuados en países de diversas partes del mundo indican que los clientes quieren:

  • Respeto y trato amistoso y cordial;
  • Preservación del carácter confidencial y privado;
  • Encargados de los servicios que comprendan la situación y las necesidades particulares de cada cliente;
  • Información completa y fidedigna, inclusive revelación de la totalidad de los efectos secundarios de los anticonceptivos;
  • Competencia técnica;
  • Acceso continuo a suministros y servicios fiables, costeables y sin barreras;
  • Equidad: deberían ofrecerse información y servicios a todos por igual, independientemente de su edad, su estado civil, su sexo, su orientación sexual, su clase o su grupo étnico;
  • Resultados: los clientes se frustran cuando se les dice que deben esperar o regresar otro día.
Fuentes

ACCIONES CONCRETAS. En la Encuesta Mundial realizada por el UNFPA en 2003 se comprobó que 143 países han adoptado medidas para mejorar el acceso a servicios de calidad de salud reproductiva; 115 países informan de que han adoptado múltiples medidas, inclusive el aumento del número de personal y de su capacitación (77 países); la introducción de estándares de calidad (45) y las mejoras en la gestión y la logística (36). Por ejemplo, en Bangladesh, Mongolia y la República Democrática de Corea, se han establecido protocolos y medidas de control de calidad para una amplia gama de servicios de salud reproductiva. Indonesia está actualizando los protocolos existentes. Jamaica está estableciendo indicadores para determinar y monitorear el nivel de calidad de la atención.

En Guatemala, la India y Kenya, los problemas del sector público, de las asociaciones de planificación de la familia y de las ONG incluyen la prestación de servicios de calidad, como parte de sus metas y objetivos (40).

EFECTOS DE LA CALIDAD. La atención de calidad puede acrecentar la demanda de servicios, ayudando a los cliente a seleccionar un método anticonceptivo apropiado y continuar utilizando métodos de planificación de la familia si desean limitar o espaciar los embarazos. Un estudio en el Perú indicó que es más probable que las mujeres y los hombres utilicen los servicios de planificación de la familia cuando las comunidades disponen de servicios de calidad(41). En las zonas rurales de la República Unida de Tanzanía, la percepción sobre el nivel de calidad de los servicios de planificación de la familia tienen apreciables efectos sobre el uso de anticonceptivos por parte de los miembros de la comunidad (42).

Para los clientes, es importante estar en condiciones de escoger un método anticonceptivo. En Indonesia, un 91% de las mujeres que obtuvieron el método que habían solicitado continuaban usándolo al cabo de un año, en comparación con 38% de aquéllas a quienes no se les había entregado el método escogido(43). En Gambia y el Níger, los nuevos usuarios que recibieron buen asesoramiento sobre los efectos secundarios tenían probabilidades inferiores entre un tercio y la mitad que quienes consideraban que el asesoramiento había sido inadecuado, de continuar utilizando los anticonceptivos ocho meses después (44).

FACULTAR A LOS POBRES. Un mejor trato reviste particular importancia para las mujeres pobres. En un estudio efectuado recientemente en Bangladesh, las mujeres que pensaban que habían recibido una buena atención por parte de los agentes sobre el terreno(45) tenían probabilidades mayores en un 60% de adoptar el uso de anticonceptivos y 34% mayores de continuar utilizándolos, que quienes percibían que se las había atendido deficientemente(46). Si bien la calidad de los servicios afectaba la adopción de anticonceptivos por todas las mujeres, era mucho más importante como factor determinante de la continuidad del uso entre mujeres pobres y no educadas.

MEDIDAS DE CAPACITACIÓN. La interacción entre clientes y encargados de los servicios tiene importancia crítica para una buena atención. Los encargados de prestar servicios necesitan conocer el pensamiento de los clientes acerca de las decisiones sobre salud, abordar sus preocupaciones acerca de los efectos secundarios y alentarlos a desempeñar un papel activo en las consultas. Los conocimientos y las aptitudes para el trato interpersonal por parte de los encargados de prestar servicios pueden mejorarse definiendo claramente las expectativas en la interacción con los clientes, proporcionando retroinformación sobre su desempeño y aumentando la eficacia de los cursos de capacitación. También es importante proporcionarles una remuneración adecuada, así como suficiente espacio, suministros y tiempo; y asignar a los trabajadores tareas para las cuales tienen aptitudes (47).

Diversos países, tan diferentes entre sí como el Senegal, Turquía y la República Unida de Tanzanía han emprendido después de la CIPD reformas que abarcan todo el sistema de salud para proporcionar atención de calidad a los clientes. Han fortalecido la capacitación, ampliado las actividades educacionales, mejorado la infraestructura y el equipo, actualizado las políticas y directrices de procedimientos y fortalecido los sistemas de gestión (48).

Muchos otros países han fortalecido la capacidad del personal y su supervisión y mejorado la disponibilidad y la diversidad de los métodos (49).

Muchos países se han esforzado por mejorar sus establecimientos de salud reproductiva y han adoptado diversas medidas, entre ellas: certificación o acreditación de los establecimientos (Mozambique); fortalecimiento de la infraestructura y garantías de que se dispone de atención especializada para el seguimiento (Brasil); ensayos piloto de unidades móviles de salud (Armenia y El Salvador); y ofrecimiento de servicios gratuitos o de bajo costo en tugurios y asentamientos de precaristas urbanos (148 países).

16 PROMOVER LA PARTICIPACIÓN

La CIPD destacó la importancia de involucrar a los beneficiarios de programas de salud reproductiva en su planificación, ejecución y monitoreo. En la Encuesta Mundial realizada por el UNFPA en 2003 se comprobó que 124 países habían adoptado medidas básicas al respecto y 48 indicaron que habían adoptado múltiples medidas. Algunos habían realizado audiencias públicas o encuestas a los consumidores y habían involucrado a las comunidades en la formulación de programas que reflejaban las necesidades y las opiniones de la población.

Kenya ha incluido a los jefes de aldea y curanderos tradicionales como asesores comunitarios. Malasia ha organizado diálogos entre encargados de prestar servicios y clientes. El Brasil ha establecido consejos nacionales, regionales y municipales de salud. Honduras ha utilizado cuestionarios, “grupos focales” y entrevistas a fondo para obtener retroinformación sobre todos los sistemas de salud. Letonia ha creado una “Oficina de derechos de los pacientes”, que realiza encuestas sobre la satisfacción de los pacientes con los servicios de salud.

Varios donantes y organizaciones internacionales han iniciado actividades para promover la participación de las entidades de la sociedad civil en la satisfacción y las necesidades de salud reproductiva. Hay 34 asociaciones nacionales de planificación de la familia, miembros de la Federación Internacional de Planificación de la Familia, que han emprendido un programa a cinco años para detectar y corregir las deficiencias en la calidad. Fuentes

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |