UNFPAEL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004: Salud reproductiva para comunidades en crisis
State of World Population
Sections
Introducción
Población y pobreza
Población y medio ambiente
Migración y urbanización
Igualdad de género y habilitación de la mujer
Salud sexual y reproductiva y planificación de la familia
Salud materna
Prevención del VIH/SIDA
Adolescentes y jóvenes
Salud reproductiva para comunidades en crisis
Prioridades para la acción
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

Salud reproductiva para comunidades en crisis

Maternidad sin riesgo
Planificación de la familia
Violencia sexual y por motivos de género
VIH/SIDA y otras ITS
Salud reproductiva de los adolescentes
Adelantos y déficit

Planificación de la familia

Se suele considerar que la planificación de la familia es una preocupación secundaria en situaciones de emergencia o posteriores a los conflictos. Pero en un país desgarrado por la guerra, como Angola o Sierra Leona, donde no se dispone de adecuada atención prenatal, del parto ni de emergencias obstétricas, una de cada nueve mujeres perderá la vida como resultado del embarazo o el parto a lo largo de su lapso vital. Para las mujeres en situaciones de crisis, un embarazo no planificado puede ser causa de muerte.

El descuido de las necesidades de planificación de la familia puede tener otras graves consecuencias, entre ellas abortos realizados en malas condiciones, resultantes de embarazos no deseados, embarazos muy próximos entre sí, embarazos peligrosos en mujeres demasiado jóvenes o demasiado viejas, y transmisión de las ITS, inclusive VIH/SIDA.

Mantener un continuo suministro de anticonceptivos puede ser un problema de gran magnitud en una emergencia. Es posible que los caminos estén obstruidos e impidan el transporte, que las redes de distribución se desintegren y que queden destruidos los establecimientos de salud. Cuando grandes cantidades de personas se desplazan hacia un nuevo lugar, los suministros existentes probablemente serán muy insuficientes para satisfacer la demanda.

Aun cuando en esas situaciones hay muchas mujeres que optan por quedar embarazadas, también hay grandes cantidades que preferirían no enfrentar las dificultades del embarazo, el parto o la crianza de un recién nacido en un campamento de personas desplazadas, pero estas mujeres no tienen opción debido a que carecen de acceso a condones u otros métodos anticonceptivos.

Aun cuando se disponga de servicios y suministros, hay varios factores que pueden obstar a su utilización. En una evaluación efectuada en 2001 por la Comisión de Mujeres para las Mujeres y los Niños Refugiados se comprobó que muchos refugiados angoleños en Zambia titubeaban en utilizar métodos de planificación de la familia, pese a que estaban disponibles. Se detectaron las siguientes barreras: resistencia de los esposos; creencias religiosas y comunitarias de que las mujeres deben tener tantos hijos como sea posible; ausencia de programas de distribución con base comunitaria; y dificultades de las mujeres para persuadir a sus compañeros de que usen condones. A fin de promover la aceptación de los métodos de planificación de la familia, la Comisión recomendó emprender una campaña de comunicación dirigida a los hombres, y también recomendó una capacitación continua de los jóvenes que educan a otros jóvenes y de los trabajadores de la comunidad (3).

En situaciones de emergencia en todo el mundo, el UNFPA ha aportado gratuitamente condones como primera medida hacia la restauración de los servicios de planificación de la familia. Cuando la situación de la seguridad lo permite, el Fondo realiza diagnósticos rápidos de necesidades en materia de planificación de la familia y con frecuencia está en condiciones de proporcionar pertinente información de antecedentes sobre la población, inclusive sus preferencias en métodos de planificación de la familia. Al preparar programas a mediano y más largo plazo, el UNFPA y sus copartícipes tratan de involucrar a mujeres, hombres y adolescentes de las poblaciones afectadas, para contribuir a que se dispensen servicios de planificación de la familia apropiados, sensibles a los factores culturales y eficaces.

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |