UNFPAEL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004: Introducción
State of World Population
Sections
Introducción
Población y pobreza
Población y medio ambiente
Migración y urbanización
Igualdad de género y habilitación de la mujer
Salud sexual y reproductiva y planificación de la familia
Salud materna
Prevención del VIH/SIDA
Adolescentes y jóvenes
Salud reproductiva para comunidades en crisis
Prioridades para la acción
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

Introducción

Dar prioridad a los seres humanos
De la palabra a la acción
Los países informan sobre el progreso
Apropiación nacional y cultura
Nacimiento de un nuevo consenso mundial
Efectos de amplios alcances
Es largo el camino por recorrer
El camino hacia adelante

El camino hacia adelante

El décimo aniversario de la CIPD es una oportunidad para que los gobiernos y la comunidad internacional pasen revista a las acciones de aplicación del Programa de Acción, renueven sus compromisos y determinen cuáles son las prioridades y los problemas que subsisten. Los exámenes regionales y las respuestas a la Encuesta Mundial del UNFPA han confirmado que muchos países lograron progresos apreciables y siguen comprometidos decididamente a seguir adoptando medidas.

El Programa de Acción, gracias a su enfoque integral que vincula población y desarrollo —inclusive la protección medioambiental y la gestión del crecimiento urbano y rural—, la igualdad de género, la salud reproductiva y los derechos reproductivos, sigue ofreciendo un plan de campaña esencial para las acciones de desarrollo en el próximo decenio.

Los recientes compromisos asumidos por las Naciones Unidas y los donantes en pro de las estrategias de reducción de la pobreza y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (inclusive medidas para reducir la mortalidad derivada de la maternidad y contrarrestar la pandemia de VIH/SIDA) ofrecen una real oportunidad de generar la voluntad política y los mayores recursos que se necesitarán para llevar cabalmente a la práctica el consenso de El Cairo.

El objetivo de la CIPD, de acceso universal a los servicios de salud reproductiva hacia 2015, es una condición esencial para conquistar la mayoría de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Tiene importancia crítica velar por que no se descuiden los recursos y las acciones necesarias para la salud reproductiva al determinar las prioridades de financiación. El apoyo de los donantes en este sector sólo alcanza la mitad de la cuantía acordada en la CIPD, y las necesidades siguen en aumento.

Además, se necesitan recursos para programas integrados y multisectoriales. Este enfoque, aspecto medular de la visión de la CIPD, contrasta con los enfoques de programación sector por sector (y dentro del sector de salud, enfermedad por enfermedad) que ha facilitado la orientación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Las inversiones en una mejor salud reproductiva han demostrado ser muy redituables. Se necesita contar con mayores recursos, en particular, a fin de ofrecer más servicios voluntarios de planificación de la familia, ampliar el acceso a la atención obstétrica de emergencia y otras intervenciones en pro de la maternidad sin riesgo e intensificar las acciones de prevención del VIH/SIDA, como parte de una mayor respuesta a la pandemia. Se necesitan esfuerzos especiales para llegar a los adolescentes y los jóvenes y a las personas desplazadas por guerras y desastres naturales.

También es importante reforzar otras conclusiones fundamentales de la CIPD: planes y políticas de desarrollo que aborden la dinámica de la población y su vínculo con la salud reproductiva, así como su efecto sobre las posibilidades de desarrollo económico sostenible y reducción de la pobreza; es preciso que las comunidades y los beneficiarios estén involucrados en la formulación y evaluación de los programas y es menester que las intervenciones se lleven a cabo en cooperación con entidades de la sociedad civil, además de estar dotadas de sensibilidad cultural.

Hace diez años, el Programa de Acción de la CIPD comenzó señalando que el mundo se encontraba “en un momento definitorio de la historia de la cooperación internacional”, lo cual ofrecía una oportunidad sin par de promover el bienestar de los seres humanos, vinculando el desarrollo con las cuestiones de población, adelanto de la mujer y salud reproductiva. Los retos actuales—entre ellos, problemas de seguridad, continua propagación del VIH/SIDA y persistente pobreza, en paralelo con una prosperidad sin precedentes— tornan aún más imperativo llevar a la práctica al Programa de Acción de El Cairo para poder plasmar en la realidad su sueño de un futuro mejor.

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |