UNFPAEL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2003
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2003: programas integrales para adolescentes
State of World Population
Sections
panorama general de la vida de los adolescentes
desigualdad de género y salud reproductiva
el vih/sida y los adolescentes
promoción de comportamientos más saludables
satisfacción de las necesidades en materia de servicios de salud reproductiva
programas integrales para adolescentes
asignar prioridad a los adolescentes
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

programas integrales para adolescentes

Proyecto para niñas adolescentes
Alianza Africana de la Juventud
Iniciativa para la salud reproductiva de los adolescentes
Geração Biz, Mozambique
Red Kidavri para impartir conocimientos prácticos a los adolescentes
Cuestiones de coordinación

Proyecto para niñas adolescentes

Después de la CIPD, en varios países se han concertado alianzas creativas para establecer programas integrales que combinen comunicaciones sobre el cambio de los comportamientos con la provisión de servicios acogedores para los jóvenes y la promoción de cambios en las políticas. Esas acciones multisectoriales se han basado en importantes tareas previas realizadas por asociaciones de planificación de la familia y otras entidades. Esos programas aún son nuevos, pero sus experiencias se están evaluando y se está intercambiando información al respecto.

Se han registrado muchos éxitos en las alianzas con los adolescentes, sus familias y sus comunidades para abordar las necesidades de esos jóvenes en lo concerniente a su desarrollo, su participación social y su salud sexual y reproductiva. Se considera que la tarea de formular programas integrados e integrales que impartan conocimientos para la vida a mayor número de adolescentes es el centro de atención de una “segunda generación” de acciones programáticas(1).

Los programas de segunda generación se basan en los hechos, consideran la diversidad de los adolescentes, seleccionan de estrategias que reflejan las experiencias diferenciadas de los varones y las niñas y se basan en principios de derechos humanos y de participación de los jóvenes. Abarcan sectores distintos del sector de salud, para apoyar la transición de los adolescentes hacia la adultez, su adquisición de conocimientos teóricos y prácticos y su acceso a oportunidades. Destacan la adopción responsable de decisiones, las relaciones positivas con otros jóvenes, las relaciones con mentores y un aumento de sus facultades y sus posibilidades de negociación.

A continuación se ofrecen algunos ejemplos de proyectos basados en los principios de segunda generación:

Proyecto para niñas adolescentes

En 1999, la Fundación para las Naciones Unidas aprobó una iniciativa multinacional emprendida por el UNICEF y el UNFPA (en que más tarde participó también la OMS) con el propósito de abordar mejor las necesidades de desarrollo y los derechos de participación de los adolescentes, haciendo hincapié en las niñas.

Participaron en este enfoque integral e integrado trece países: Bangladesh, Benin, Burkina Faso, la Federación de Rusia, China, Jordania, Malawi, Malí, Mauritania, Mongolia, el Senegal, Santo Tomé y Príncipe, y el Territorio Palestino Ocupado. En la mayoría de los países, los tres organismos de las Naciones Unidas coordinados realizan una programación conjunta para adolescentes (el UNFPA no participa en este programa en China ni en Santo Tomé y Príncipe).

Actualmente, los países, en su mayoría, reconocen que efectuar inversiones en las mujeres y las niñas y aumentar los medios de acción de éstas es una de las maneras más eficaces, y eficientes en función de los costos, de promover el temario de desarrollo. Aun cuando las actividades concretas varían de un país a otro, todas las iniciativas confluyen hacia metas comunes, para velar por que las niñas adolescentes tengan los mismos derechos y las mismas oportunidades que los varones.

Los aspectos medulares de este programa interinstitucional son los siguientes:

  • Crear un ámbito conducente a que las niñas sigan asistiendo a las escuelas hasta finalizar el nivel secundario; o, al menos, asegurar que estén alfabetizadas.
  • Velar por que se atiendan las particulares necesidades de los adolescentes en materia de salud reproductiva y que se les ofrezcan servicios acogedores para la juventud.
  • Colaborar con las comunidades, inclusive los líderes políticos y religiosos, a fin de aumentar la conciencia pública sobre las cuestiones de salud reproductiva y sexual que afectan a los adolescentes.
  • Proporcionar conocimientos para la vida y asesoramiento psicosocial, de modo que las adolescentes tengan conciencia de sus derechos y conozcan cuáles son los servicios disponibles.
  • Formular programas de enseñanza de oficios y generación de ingresos para las niñas adolescentes, de modo de mejorar su condición social, su independencia y sus oportunidades.
  • Movilizar el apoyo de los funcionarios ejecutivos en todos los niveles, de modo que apoyen programas encaminados a mejorar la salud sexual y reproductiva de los adolescentes.
  • Contribuir al desarrollo equitativo y sostenible, reforzando la capacidad de los gobiernos nacionales para involucrar a las niñas en la vida social, económica y política del país.

Esos esfuerzos colectivos también están contribuyendo al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, al promover la igualdad de género y ampliar los medios de acción de las mujeres y las niñas (Objetivo 3), al mejorar la salud y el bienestar de las madres (Objetivo 5) y al prevenir la propagación del VIH/SIDA Objetivo 6).

Se presentan algunos ejemplos de tareas sobre el terreno:

SENEGAL: Unas 10.000 niñas y jóvenes de 15 a 24 años de edad, pertenecientes a familias pobres y en situación desventajosa de Dakar y Thies, son las beneficiarias inmediatas del proyecto “Promoción de la ampliación de los medios de acción de las niñas adolescentes en el Senegal”. Mediante estrechos vínculos con las comunidades y ONG, las niñas están recibiendo una educación integral, que hace hincapié en las cuestiones de género y de derechos humanos. Tal vez lo más importante es que al proporcionar a las niñas medios de vida y actividades para la generación de ingresos, tienen acceso las niñas ahora ganan acceso a servicios de salud reproductiva y sexual acogedores para los jóvenes, e información al respecto.

BENIN: Se está impartiendo capacitación en comunicación a unos 300 adolescentes y jóvenes de 15 a 24 años de edad en el Centro de Multimedios de Cotonú. Los jóvenes reciben formación profesional integral en todos los aspectos de la producción radiofónica y televisiva, creación de gráficos en computadoras, diseño y desarrollo de sitios Web, fotografía, videografía, y redacción y producción para revistas y periódicos. Es el único centro de su tipo en los países de África occidental de idioma francés.

MONGOLIA: Más de 150.000 adolescentes, niñas y varones, leen el periódico trimestral Love, producido por un equipo de niñas adolescentes en Ulaanbaatar. El periódico es, con mucho, la publicación más popular entre los adolescentes de todo el país. Su producción es supervisada en virtud de un contrato con el Margaret Sanger Center, uno de los organismos de ejecución del proyecto. Se realizó un programa de educación a distancia en cooperación con la UNESCO y se están estableciendo en todo el país ocho clínicas de salud reproductiva acogedoras para los adolescentes.

TERRITORIO PALESTINO OCUPADO: El proyecto “Mejora de las vidas de adolescentes en la sociedad palestina” ha movilizado las comunidades locales con respecto a las necesidades de los adolescentes, especialmente las niñas, en materia de salud reproductiva. El proyecto se realiza en estrecha colaboración con medios de difusión locales y está tratando de lograr que los adolescentes tengan acceso a servicios apropiados de salud reproductiva y asesoramiento en las escuelas.

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |