UNFPAEL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2003
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2003: promoción de comportamientos más saludables
State of World Population
Sections
panorama general de la vida de los adolescentes
desigualdad de género y salud reproductiva
el vih/sida y los adolescentes
promoción de comportamientos más saludables
satisfacción de las necesidades en materia de servicios de salud reproductiva
programas integrales para adolescentes
asignar prioridad a los adolescentes
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

promoción de comportamientos más saludables

Dónde obtienen información los adolescentes
Educación en las escuelas sobre sexualidad
Educación y asesoramiento de jóvenes por otros jóvenes
Llegar a los jóvenes que no asisten a la escuela
Medios de difusión de masas, entretenimiento y deportes

Educación y asesoramiento de jóvenes por otros jóvenes

EDUCACIÓN DE JÓVENES POR OTROS JÓVENES En los últimos años, esta modalidad de educación ha pasado a ser uno de los enfoques más comunes para abordar la salud sexual y reproductiva de los adolescentes. La educación de jóvenes por otros jóvenes es un enfoque o estrategia que entraña el uso de los miembros de determinado grupo para introducir cambios en los comportamientos de otros miembros del mismo grupo. Las evaluaciones programáticas están documentando cada vez más los efectos de esos programas sobre los grupos destinatarios. Por otra parte, hay pruebas mucho más decisivas de los efectos sobre los propios educadores de otros jóvenes en cuestiones como aumento de sus conocimientos, adopción de comportamientos sexuales menos riesgosos y mejores actitudes(38).

En los países de la CEI y del Báltico, el UNFPA trabajó activamente para ejecutar, supervisar, monitorear y evaluar programas multisectoriales de educación de jóvenes por otros jóvenes, mejorar la posición y la credibilidad de ese tipo de educación en la región y fortalecer los programas de educación sobre sexualidad impartiendo aptitudes para la vida. En los últimos dos años, el proyecto ha colaborado con 158 iniciativas en 27 países y ha capacitado a 165 jóvenes para que cumplan funciones de educadores de otros jóvenes y, de ese modo, llegar a 31.000 jóvenes, integrando al mismo tiempo las cuestiones de género en la prevención del VIH/SIDA. El proyecto ha utilizado tecnología de la información para producir el Youth Peer Education Electronic Resource (Recurso electrónico para la educación de jóvenes por otros jóvenes) (Y-PEER) con listas de envío por correo electrónico, sitios Web y aprendizaje a distancia. Actualmente, Y-PEER vincula a 370 jóvenes educadores con otros jóvenes en 27 países, posibilitando que tengan un cómodo acceso a los materiales didácticos y los programas de capacitación.

En Nigeria y Ghana, el West African Youth Initiative Project (Proyecto de la Iniciativa para los Jóvenes del África Occidental) utilizó a jóvenes educadores de otros jóvenes para aumentar el acceso a información, educación, asesoramiento y servicios en materia de salud reproductiva, en beneficio de jóvenes en ámbitos escolares y extraescolares. El proyecto operó por conducto de organizaciones comunitarias de la juventud y, por ende, dependió de la participación comunitaria. Tuvo notables efectos sobre los conocimientos y los comportamientos de los participantes, incluido un aumento en el uso de condones(39).

En el Camerún, el proyecto Entre nous jeunes (Entre nosotros los jóvenes) fue diseñado para aumentar el uso de anticonceptivos y reducir las infecciones de transmisión sexual y con el VIH y los embarazos no deseados entre los adolescentes. Los jóvenes educadores de otros jóvenes ofrecieron actividades en grupo e individuales, proporcionando información y remisión a servicios apropiados. Los participantes demostraron haber adquirido mejores conocimientos sobre salud reproductiva y aumentado el uso de condones(40). El uso de condones también aumentó después de un proyecto de educación de jóvenes por otros jóvenes conducido por una asociación de planificación de la familia en la República Dominicana(41).

En Zambia, la distribución de condones a jóvenes por otros jóvenes se comparó con la provisión de pequeños préstamos a adolescentes para que inicien empresas. Ambas actividades condujeron a comportamientos sexuales menos riesgosos, pero la educación de jóvenes por otros jóvenes tuvo mayores beneficios(42).

Etiopía, donde la tasa nacional de prevalencia del VIH es 7,3% (13,4% en zonas urbanas) se ha capacitado al primer grupo de 60 consejeros de jóvenes para combatir el VIH/SIDA. Esos jóvenes se encargarán del asesoramiento en centros de asesoramiento y detección voluntarios(43).

Los programas de educación de jóvenes por otros jóvenes pueden abordar la desigualdad de género, que perpetúa la mala salud sexual y reproductiva. Un estudio sobre Sudáfrica comprobó que los programas tienen mayores posibilidades de éxito cuando ayudan a los jóvenes a comprender que las normas de género reinantes son nocivas para su salud sexual y les inspiran confianza en sus posibilidades de resistirse a esas normas(44). Un proyecto realizado por las filiales de la Cruz Roja en Australia y la RDP Lao está abordando el estigma que obsta a que las jóvenes compren, tengan consigo y utilicen condones(45).

Algunos programas tienen el propósito de reducir el riesgo de infección con el VIH entre las niñas adolescentes. Un programa realizado en un recinto universitario de Nigeria tiene como destinatarias a las jóvenes que tienen relaciones con hombres de mayor edad para obtener dinero y así sufragar la matrícula universitaria. Las jóvenes educadoras las ayudaron a considerar los riesgos de infección con el VIH, la necesidad de utilizar condones y las aptitudes para negociar el uso de condones(46). En Nigeria meridional la Girls Power Initiative (Iniciativa sobre el poder de las niñas) utiliza métodos participatorios que acrecientan las aptitudes de las estudiantes para resolver problemas. Por ejemplo, cuando se reúnen con un profesor de sexo masculino, se alienta a las niñas a que se hagan acompañar por otra persona y evitar así la explotación sexual(47).

En Ghana, donde la prevalencia del VIH entre los adolescentes sigue siendo relativamente baja (2,2% entre los jóvenes de 10 a 19 años de edad), los programas de educación de jóvenes por otros jóvenes han llegado eficazmente a 75.000 jóvenes en ámbitos escolares y extraescolares, inclusive niños de la calle y trabajadoras del sexo. Los participantes han retenido lo aprendido acerca de prevención, abstinencia y uso de condones y han comunicado esta información a sus amigos. Gracias a actividades de difusión que complementan la educación de jóvenes por otros jóvenes, miles de niños de la calle han sido inmunizados y aconsejados y han recibido primeros auxilios e información acerca de su salud; muchos se han alojado en albergues vinculados al programa.

En una evaluación se comprobó que el programa había evitado los problemas y perturbaciones sufridos por otros programas debido a la renovación de personal y a la baja motivación entre los educadores de otros jóvenes. Los jóvenes educadores comprobaron una ignorancia generalizada y conceptos erróneos sobre temas como la prevención del embarazo, la menstruación y la higiene sexual, lo cual señaló la necesidad de proporcionar información más amplia sobre cuestiones reproductivas(48).

Los jóvenes que viven con el VIH/SIDA pueden ser especialmente eficaces para educar y motivar a otros jóvenes a fin de que se protejan a sí mismos contra la infección. En Haití, la Asociación de Solidaridad Nacional, una organización de personas que viven con el VIH/SIDA o están afectadas por la enfermedad, organizó reuniones para jóvenes. Estos respondieron positivamente al líder del grupo, persona infectada con el VIH, quien los exhortó a no entablar relaciones sexuales precoces y a mantenerse fieles a sus parejas(49).

ASESORAMIENTO DE JÓVENES POR OTROS JÓVENES En el asesoramiento de jóvenes por otros jóvenes se abordan las necesidades cognoscitivas, emocionales, sociales y del comportamiento de las personas (y grupos de personas) de edad y circunstancias similares a las del consejero(50). El asesoramiento de jóvenes por otros jóvenes tiene el propósito de prevenir y abordar problemas, facilitar el aprendizaje y el comportamiento positivo y realzar el desarrollo saludable de individuos y comunidades.

Mientras la educación de jóvenes por otros jóvenes trata de ofrecer los conocimientos y las aptitudes necesarios para que el grupo destinatario efectúe opciones bien fundamentadas, el asesoramiento de jóvenes por otros jóvenes crea este efecto cuestionando además las normas socioculturales y valiéndose de experiencias personales compartidas. Por consiguiente, esos asesores de jóvenes necesitan aptitudes y capacitación adicionales, así como un seguimiento continuo de sus clientes, para cimentar la relación establecida durante el período de asesoramiento.

16 UNA JOVEN ASESORA EN SOWETO D I S I PA TEMORES Y MITOS DE OTRAS JÓVENES

Mmagokgoshi Morema, de 23 años, es una educadora voluntaria de otros jóvenes en un centro de la juventud que mantiene en Soweto la Asociación de Planificación de la Familia de Sudáfrica (PPSA). El establecimiento tiene un “salón social” abierto después de las horas de escuela, donde los adolescentes pueden escuchar música, leer manuales o conversar.

“Una joven tal vez venga a requerir información acerca de la sexualidad o las relaciones. Se siente en libertad de hablarme a mí, pero no a una persona de más edad”, dice Morema. “Si ella acudiera a una clínica, pensarían que es promiscua”.

“Les enseñamos acerca de estilos de vida positivos, opciones bien fundamentadas y enfermedades de transmisión sexual y les hacemos saber que las toxicomanías causan la muerte. Pero no efectuamos opciones en su lugar”.

Parte de su labor consiste en disipar conceptos erróneos. “Muchas jóvenes piensan que la píldora causa infecundidad o celulitis. Cuando se percatan de que la píldora no aruinará su cuerpo, la toman”.

“Algunas piensan que al tener relaciones sexuales mientras están de pie no pueden quedar embarazadas; o que lo mismo sucede si comienzan a saltar o mantienen los dedos cruzados. No tienen idea sobre el ciclo menstrual ni saben que en ciertos días del mes es imposible concebir. Les enseñamos acerca del aparato reproductor y les mostramos diagramas de órganos masculinos y femeninos”.

También los padres y madres acuden al centro. “Una madre pensaba que estábamos enseñando a sus hijas a tener relaciones sexuales. Le di nuestros folletos y le expliqué lo que realmente decimos a sus hijas. Los padres y madres deben saber que si una joven viene a la clínica, eso no significa que esté teniendo relaciones sexuales”.

“Enseñamos a los padres y madres cómo hablar con una adolescente; es necesario no asustarla”, dice Morema. “Cuando se les dice la verdad, comprenden mejor”.

“Los jóvenes, en su mayoría, han oído hablar de las infecciones de transmisión sexual pero no saben en qué medida son perniciosas. Cuando se enteran, la mayoría de ellos se sorprenden de cuánto ignoraban. Me satisface saber que ahora saben”.

“Les enseñamos el enfoque ABC. Muchos jóvenes piensan que la abstinencia es la clave y se abstienen. Algunos reducen el número de parejas sexuales. Muchos jóvenes acuden a la clínica para obtener condones; tienen miedo de morir. Les enseñamos cómo utilizarlos”. Otros se resisten a utilizar condones y algunos dicen “no se puede comer un bombón sin quitar la envoltura”. Pero se contagian con enfermedades de transmisión sexual y se percatan de la realidad”.

Morema participa en la iniciativa “Un millón de voces” de la PPSA, que se propone llegar a 3 millones de jóvenes en un lapso de tres años. “Negociamos con los directores de escuelas para que nos inviten a hablar a los estudiantes. Cuando los jóvenes no asisten a la escuela, los contactamos fuera de ella, en lugares como supermercados y clubes”.

La labor es exigente y las horas de trabajo, largas. ¿Por qué lo hace? Explica: “Tengo un hijo. Yo no tenía suficiente información sobre el embarazo. Mi madre me dijo para asustarme que las relaciones sexuales eran dolorosas. Yo no conocía los derechos de los clientes. Mi madre solía fisgonear en mi habitación, en busca de anticonceptivos. Para ir a una clínica, es necesario tener una tarjeta; yo tenía miedo de que mi madre la encontrara, de modo que no me animaba a ir allí. En cambio, usé un calendario menstrual; tal vez cometí un error. Yo tenía 20 años”.

“Me encanta trabajar con jóvenes; es mi pasión. Yo creía en esos mitos. Mi aspiración es eliminar las nubes que empañan sus ojos; es algo patente”.Fuentes

ASESORAMIENTO DE JÓVENES POR OTROS JÓVENES EN FILIPINAS El asesoramiento de jóvenes por otros jóvenes es fundamental en un activo programa del UNFPA de apoyo a proyectos que promueven una mejor salud sexual y reproductiva para los jóvenes en Filipinas(51).

La Universidad de Santa María, en Nueva Vizcaya, da pruebas de cómo una escuela católica puede integrar en su programa la salud reproductiva de los adolescentes, pese a lo delicado del tema. En los lugares de reunión del recinto universitario, los jóvenes pueden ponerse fácilmente en contacto con los asesores que les proporcionan material de lectura sobre salud reproductiva.

Los jóvenes asesores organizaron el primer concurso de poemas de amor en el recinto universitario en Metro Manila. Los estudiantes participaron de manera entusiasta, hablando francamente sobre cuestiones relativas al amor y la sexualidad. En Davao City, varios jóvenes asesores habían sido ellos mismos beneficiarios del proyecto. Uno de ellos, Belay, abandonó una pandilla juvenil que se dedicaba al tráfico de drogas y el robo, y pasó a incorporarse al campamento de jóvenes del centro. Actualmente pone su talento artístico al servicio del grupo teatral de Kaugmaon.

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |