UNFPAEL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2003
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2003: el vih/sida y los adolescentes
State of World Population
Sections
panorama general de la vida de los adolescentes
desigualdad de género y salud reproductiva
el vih/sida y los adolescentes
promoción de comportamientos más saludables
satisfacción de las necesidades en materia de servicios de salud reproductiva
programas integrales para adolescentes
asignar prioridad a los adolescentes
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

el vih/sida y los adolescentes

Factores contribuyentes
Diferencias regionales
Efectos del SIDA sobre los jóvenes
Comercialización social de anticonceptivos
Servicios para la prevención y la atención del VIH/SIDA

Comercialización social de anticonceptivos

El enfoque “ABC”, abstinencia, fidelidad y condones (según se detalla en el Capítulo 4) es comprobadamente eficaz. La comercialización social combina investigaciones de mercado y técnicas de propaganda para la promoción de la salud por conducto de los medios de difusión de masas, los jóvenes que persuaden a otros jóvenes y las acciones comunitarias. Por lo general, el producto comercializado es el condón, a menudo con un mensaje de “doble protección” para ayudar a los adolescentes a protegerse contra el embarazo y las infecciones de transmisión sexual, inclusive el VIH. Casi todos los lugares donde se congregan los jóvenes y pasan tiempo, escuelas, lugares de trabajo o discotecas, ofrecen posibilidades de proporcionar información y distribuir condones.

La comercialización social, al igual que los mensajes en medios de difusión de masas, pueden orientarse hacia determinados grupos. En Indonesia, una eficaz campaña para aumentar el uso de condones entre las trabajadoras comerciales del sexo combino la prensa escrita, acciones en bares y universidades, asesoramiento psicológico sobre la negociación de condones y educación de los propietarios de prostíbulos. Como resultado, aumentó la proporción de las trabajadoras del sexo que utilizan condones, desde 36% hasta 48%(32).

El programa Comercialización Social para la Salud Sexual de los Adolescentes (SMASH), realizado por la organización Population Services International, evaluó las actividades en zonas urbanas de Botswana, el Camerún, Guinea y Sudáfrica. Se aprovecharon las escuelas, los medios de difusión de masas, los clubes de jóvenes y las acciones de jóvenes ante otros jóvenes para crear conciencia y promover prácticas sexuales menos riesgosas, especialmente el uso de condones, por los jóvenes.

Si bien esas actividades lograron crear conciencia sobre los beneficios de los comportamientos de protección, inclusive la abstinencia y el uso de condones, y reducir las barreras que obstan al uso de condones, tuvieron menos éxito en cuanto al cambio en los comportamientos. Esas acciones fueron más eficaces entre las jóvenes mujeres que entre los jóvenes varones, lo cual sugiere que es preciso llegar a uno y otro grupo por medios diferentes(33).

12 LLEGAR A LOS JÓVENES MEDIANTE LA COMERCIALIZACIÓN SOCIAL

La evaluación de la comercialización social de condones entre los jóvenes de cuatro países africanos, en virtud del programa SMASH comprobó que:

  • Para lograr cambios en el comportamiento de los adolescentes puede ser necesario desplegar intensos esfuerzos durante períodos de al menos dos a tres años.

  • Los programas son más eficaces cuando incluyen una cuidadosa combinación de promoción en los medios de difusión y comunicación cara a cara.

  • Los varones y las mujeres tienen diferentes preocupaciones en cuanto a la salud sexual, que se deben abordar de manera diferente.

  • Es preciso formular cuidadosas estrategias de comunicación para reducir el estigma asociado con el uso de condones.

  • Es menester que los jóvenes participen en el diseño de los programas, pero tal vez necesiten orientación para mantener su focalización en cuestiones de importancia crítica.Fuentes

Sobre la base de las experiencias adquiridas con el programa SMASH en el Camerún, en el año 2000 se inició en ese país otro programa de comercialización social. En la primera etapa se emprendió una campaña en los medios de difusión de masas, con programas radiofónicos que recibían llamados de los radioescuchas, un periódico, jóvenes educadores de otros jóvenes y una radionovela para promover el uso sistemático de condones, particularmente con parejas sexuales constantes. En la etapa actual, se alienta a los padres y madres a conversar con sus hijos acerca de la prevención del VIH/SIDA, se faculta a las niñas para que negocien la abstinencia o la utilización de condones, y se destaca la importancia de utilizar sistemáticamente condones con la misma pareja(34).

Hay muchas actitudes negativas y a menudo erróneas con respecto al uso de condones. Algunos jóvenes no piensan que el condón garantice la protección contra el embarazo no deseado, y ni siquiera contra el VIH. Según un estudio realizado en Kenya, sólo 35% de los estudiantes urbanos y 56% de los estudiantes rurales expresaron confianza en la eficacia de los condones(35). Un estudio realizado en Botswana comprobó que un 76% de los jóvenes varones estaban convencidos de que los condones suelen deslizarse y descolocarse(36). Otro estudio realizado en Botswana indicó que algunos jóvenes piensan que los condones propagan la infección(37). En Suriname también se comprobó que las percepciones negativas con respecto al uso de condones eran un grave obstáculo para las actividades de prevención(38).

En Sudáfrica, jóvenes varones en un “grupo focal” afirmaron que no se atrevían a comprar condones en farmacias y clínicas, pues el personal expresaba disgusto frente a la actividad sexual de los jóvenes. Esos jóvenes afirmaron que querrían obtener condones en galerías de juegos, servicios sanitarios públicos, clubes nocturnos, negocios de venta de música, cafés de la Internet y máquinas automáticas; y que preferirían que los vendedores fueran otros jóvenes y no adultos. Algunos también expresaron su incomodidad al utilizar condones debido a la falta de experiencia y parecían más preocupados por mantener su imagen que por el riesgo de las relaciones sexuales sin protección(39).

Pese a esos factores adversos, la evaluación llegó a la conclusión de que: “Los enfoques de comercialización social orientados a los jóvenes parecerían tener buenas posibilidades de promover el uso de condones en escala relativamente grande y de lograr la aceptación social del uso regular de condones. Las acciones en los medios de difusión deberían combinarse con las de farmacias y otros negocios del sector privado que los jóvenes prefieren por razones de confidencialidad y comodidad y deberían combinarse con capacitación a fin de que esos servicios fueran más acogedores para los jóvenes”(40).

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |