UNFPAEL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2003
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2003: desigualdad de género y salud reproductiva
State of World Population
Sections
panorama general de la vida de los adolescentes
desigualdad de género y salud reproductiva
el vih/sida y los adolescentes
promoción de comportamientos más saludables
satisfacción de las necesidades en materia de servicios de salud reproductiva
programas integrales para adolescentes
asignar prioridad a los adolescentes
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

desigualdad de género y salud reproductiva

Matrimonio precoz y en la infancia
Cambio de normas, arduos retos
Apoyo de los progenitores y de la familia
Violencia sexual y trata de personas
Corte genital femenino

Corte genital femenino

El corte genital femenino (también denominado mutilación genital femenina o circuncisión femenina) amenaza la salud sexual y reproductiva de millones de niñas en África al Sur del Sahara y el Oriente Medio.

En el Sudán, la infecundidad resultante de la infibulación puede estar correlacionada con mayores altas tasas de divorcio(70). Las actitudes masculinas, en particular con respecto al control de la sexualidad femenina, son un importante factor de perpetuación del corte genital femenino(71).

En todo el mundo, hay unos 130 millones de niñas y jóvenes mujeres que han sido objeto de corte genital y cada año hay otros dos millones que corren riesgo de sumarse a ellas (6.000 por día). El corte genital femenino se practica en unos 28 países y las tasas de prevalencia oscilan desde el 5% en la República Democrática del Congo hasta el 98% en Somalia, la península árabe y la región del Golfo(72). En estudios realizados en 1995 se comprobó que un 97% de las mujeres egipcias casadas de entre 15 y 49 años de edad habían sido circuncidadas; en Malí, esta proporción era en 1998 del 94%(73).

La mayor parte de esos procedimientos son practicados por personal no médico—inclusive comadronas tradicionales, parteras y “ancianas”—utilizando navajas o cordeles no esterilizados, lo cual acrecienta las posibilidades de infección; por lo general, no se dispone fácilmente de tratamiento de emergencia o postoperatorio(74).

MANERAS DE REDUCIR EL CORTE GENITAL FEMENINO Muchos países han promulgado leyes para prohibir el corte genital femenino, entre ellos Burkina Faso, Djibouti, Egipto, Ghana, la República Unida de Tanzanía, el Senegal y el Togo. Si bien esas leyes imponen multas y reclusión carcelaria(75), la aplicación de tales leyes suele no ser rigurosa y la práctica continúa, rodeada de mayor secreto.

Se está tratando de reducir la incidencia del corte genital femenino y de cambiar las actitudes subyacentes acerca de la sexualidad femenina y el valor de la mujer. En Kenya, el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), la ONG Maendeleo ya Wanawake y el Programa de Tecnología Apropiada para la Salud (PATH) han promovido la “Circuncisión verbal”, un rito alternativo de tránsito a la adultez que preserva los aspectos positivos de la tradición cultural(76). En Kenya, la Ley sobre la Infancia, aprobada en 2001, prohíbe el corte genital femenino(77). Un programa de reclusión durante una semana, enseñanzas tradicionales, educación sobre salud y asesoramiento psicosocial va seguido de una celebración por toda la comunidad en que se ofrecen festines, danzas y cantos, para afirmar la gozosa transición hacia la madurez femenina.

El proyecto, además de la participación de los líderes comunitarios, ha involucrado a hombres y niños varones, especialmente padres y hermanos; los adolescentes varones han manifestado que se negarán a contraer matrimonio con niñas que han sido objeto de corte genital, con lo cual han tranquilizado a padres y madres acerca de las futuras posibilidades de matrimonio de sus hijas no circuncidadas. En enero de 2000, el UNFPA y varios otros organismos de las Naciones Unidas suscribieron un acuerdo para ampliar estas medidas y llevarlas a otras comunidades donde son altas las tasas de corte genital femenino.

En el Senegal, la organización Tostan ha tratado de crear conciencia sobre la salud y los derechos, lo cual condujo a la adopción de decisiones colectivas en 938 aldeas (18% de 5.000 comunidades registradas) en el sentido de abandonar la práctica del corte genital femenino y del matrimonio precoz(78). En Malí, la organización Healthy Tomorrow (Futuro saludable) asume un enfoque más explícitamente crítico y utiliza la música para educar a las personas acerca de los efectos nocivos de esa práctica(79).

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |