UNFPAEl Estado de la Poblacion Mundial 2002
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2002: Pobreza y Educación
State of World Population
Sections
Panorama General
Caracterización de la Pobreza
Macroeconomía, Pobreza, Población y Desarrollo
Las Mujeres y la Deigualdad de Género
Salud y Pobreza
El VIH/Sida y la Pobreza
Pobreza y Educación
Población, Pobreza y Objetivos Mundiales de Desarrollo: El Camino Hacia Adelante
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

Pobreza y Educación

Panorama General
Diferencias en el Acceso a la Enseñanza y el Nivel de Educación, en Función de la Riqueza
La Brecha de Género
Utilidades Para los Pobres de las Inversiones en Educación
Alcanzar los Objetivos de la CIPD

Utilidades Para los Pobres de las Inversiones en Educación

EFECTOS DE LA EDUCACIÓN DE PADRES Y MADRES SOBRE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS Muchos estudios han mostrado que la educación de los progenitores guarda relación con el nivel educacional de sus hijos y que la educación de la madre suele ser más influyente que la del padre (33). La mayor influencia de una madre educada en las negociaciones en el hogar puede facilitar que obtenga más recursos para sus hijos. Las madres educadas tienen más probabilidades de incorporarse a la fuerza laboral, lo cual posibilita que sufraguen algunos de los costos de la enseñanza, y tal vez esas madres se percaten mejor de las ventajas de la escolarización. Y las madres educadas, que en promedio tienen menor cantidad de hijos, pueden dedicar más atención a cada uno de los niños.

Además de tener menor cantidad de hijos, las madres educadas tienen menos probabilidades de tener alumbramientos inoportunos o no deseados. Esto repercute en la escolarización, debido a que los padres y madres pobres a menudo deben escoger cuál entre sus hijos recibirá educación. Al tener muchos hermanos y hermanas, tal vez se reduzcan las posibilidades de educación de un niño, cuando los costos son un factor (34), aun cuando en África al Sur del Sahara las redes de familias ampliadas reducen ese efecto al distribuir los costos entre sus miembros (35). En unos pocos países, los hijos no deseados tienen un nivel educacional notablemente más bajo que el de los hijos deseados (36).

22 ALFABETIZACIÓN DE INDÍGENAS POBRES

En los departamentos de Chuquisaca y Potosí (Bolivia), un 70% de las mujeres indígenas son analfabetas. En esa región rural pobre las mujeres también padecen las más altas tasas del país en cuanto a la mortalidad derivada de la maternidad.

Un proyecto innovador que cuenta con el apoyo del UNFPA aborda ambas cuestiones, proporcionando alfabetización simultánea en el idioma quechua indígena y en español, además de información sobre salud reproductiva, seguro de salud y maternidad sin riesgo.

Entre 1999 y 2002, más de 100.000 mujeres y hombres aprendieron a leer y escribir. Un equipo técnico capacitó a más de 100 instructores quienes, a su vez, capacitaron a 3.500 maestros alfabetizadores. Cada maestro enseñó a 25 estudiantes, tres veces por semana durante ocho meses. Los hombres y las mujeres se reunieron por separado para garantizar que todos pudieran expresarse libremente.

Una participante dijo: "aprendí cómo mantener mi higiene y la de mi hogar, cómo planificar con mi esposo cuántos hijos vamos a tener, cómo obtener reconocimientos médicos durante el embarazo y cómo acudir al centro de salud para los reconocimientos médicos. Ojalá se nos hubiera enseñado esto antes, pues así no hubiéramos tenido tantos hijos."

El proyecto, realizado por el Viceministerio de Educación Alternativa y financiado por la Fundación para las Naciones Unidas, fue promovido mediante actos locales, programas de radiodifusión y grupos comunitarios. Se coordinaron las actividades con ONG locales. En 2000, el programa recibió de la UNESCO el Premio de Alfabetización Malcolm Adiseshiah.

Los participantes han tomado conocimiento de la disponibilidad de servicios de salud que pueden salvar vidas. En la zona de un proyecto, como resultado de éste se duplicó en un lapso de dos años el número de partos atendidos por personal capacitado.

"Antes no conocíamos esas cosas", dijo Modesta Hinojosa. "Nos paseábamos con nuestros grandes abdómenes guiando a las ovejas, plantando con nuestros esposos, acarreando a los niñitos. No había ningún centro de salud; las mujeres fallecían y nadie decía nada. Gracias a Dios, ahora tenemos mejor información y cuidaremos mejor de nuestra salud".

EFECTO SOBRE LA SALUD REPRODUCTIVA Y LA SALUD INFANTIL Hay numerosas pruebas acerca de los beneficios de la escolarización, en particular de las mujeres, en lo concerniente a la salud, la nutrición, la supervivencia infantil y la menor fecundidad. Por ejemplo, las tasas de inmunización de hijos de madres educadas son sistemáticamente superiores a las de los hijos de madres carentes de educación, incluso cuando se excluyen otros factores asociados (37). Puede atribuirse a los adelantos en la educación de la mujer, según se estima, un 43% de la reducción en la malnutrición infantil entre 1970 y 1995; ese factor tiene una influencia muy superior a la de cualquier otro (38). Y el nivel nutricional de los niños, a su vez, está relacionado con su nivel cognoscitivo y con la matriculación escolar temprana (39).

No se han establecido firmemente las relaciones de causalidad entre escolarización y niveles de salud reproductiva y salud infantil, pero poca duda cabe de que la educación alienta a las mujeres y posibilita que comprendan y utilicen la información, incorporen normas y efectúen opciones conducentes a mejores resultados para sí mismas y sus hijos (40).

La educación también está fuertemente vinculada con la mejor salud reproductiva de la mujer. Numerosos estudios han mostrado que las mujeres educadas tienen más probabilidades de recibir atención prenatal adecuada y asistencia de personal capacitado en el parto y de utilizar anticonceptivos para evitar alumbramientos no deseados e inoportunos. Las mujeres educadas también tienden a iniciar más tardíamente las actividades sexuales, a contraer matrimonio más tarde, a comenzar a procrear más tarde y a tener menos hijos que las mujeres carentes de educación (41). La relación entre educación y esos eventos en el ciclo de vida es recíproca; las niñas que contraen matrimonio precozmente y comienzan a tener hijos es poco probable que asistan a la escuela, mientras que las que concurren a la escuela tienen menos probabilidades de iniciar un hogar.

En muchos países, la educación masculina tiende a ejercer menos influencia que la educación femenina sobre la salud reproductiva y las pautas de formación de la familia, pero los efectos son siempre positivos y refuerzan los efectos de la educación femenina, aunque no los sustituyen (42).


BENEFICIOS ECONÓMICOS Las inversiones en la educación y la salud de los pobres incrementan la productividad, el ingreso y el crecimiento económico. Los programas contra la pobreza en diferentes sectores se influyen recíprocamente. Una mejor educación de los trabajadores redunda en mejor salud e ingresos más altos; al mejorar la salud de los trabajadores, aumenta su potencial para obtener ingresos.

Hay pruebas incontestables de que el nivel de educación en un país tiene efectos beneficiosos sobre el crecimiento económico. Y la desigualdad en la distribución de la educación frena el crecimiento, sea cual fuere el nivel educacional absoluto (43). La desigualdad educacional también reduce el ingreso per cápita en muchos países (44). El ámbito de las políticas económicas afecta esta relación: las inversiones en educación tienen mayores efectos sobre el crecimiento de las economías, las cuales proporcionan mejores perspectivas para que los trabajadores aprovechen su educación y sus aptitudes.

Los hogares con bajos niveles educacionales son sumamente vulnerables a la mala salud y la discapacidad, a las oscilaciones en los precios y los créditos y a los desastres naturales y medioambientales. La educación contribuye a amortiguar estos choques, posibilitando más seguridad en el empleo, más altos ingresos y mejor acceso a los bienes económicos y el crédito. Las personas educadas disfrutan por lo general de mejor salud que las carentes de educación, incluso cuando el nivel de ingreso es similar (45).



 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |