UNFPAEl Estado de la Poblacion Mundial 2002
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2002: Salud y Pobreza
State of World Population
Sections
Panorama General
Caracterización de la Pobreza
Las Mujeres y la Desigualdad de Género
Las Mujeres y la Desigualdad de Género
Salud y Pobreza
El VIH/SIDA y la Pobreza
Pobreza y Educación
Población, Pobreza y Objetivos Mundiales de Desarrollo: El Camino Hacia Adelante
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráfico y cuadro

Salud y Pobreza

Panorama General
Salud Reproductiva y Pobreza
Medición de las Diferencias de Salud Entre Ricos y Pobres
Apoyo a Servicios de Salud Más Equitativos

Salud Reproductiva y Pobreza

Las cuestiones de salud reproductiva son fundamentalmente diferentes de casi todas las demás cuestiones de salud. Las relaciones sexuales y la reproducción son un aspecto medular de la vida, una fuente de alegría, afecto y conexión espiritual.

DERECHOS DENEGADOS La preocupación acerca de su salud reproductiva es también, en particular para las mujeres, otro aspecto de la inseguridad que marca la experiencia de la pobreza. En ausencia de planificación de la familia - a la que las mujeres pobres tienen menos acceso que las de posición más acomodada - el riesgo de embarazo no deseado puede convertir a cada encuentro sexual en una fuente de preocupación; (11) la inseguridad se ahonda con la posibilidad de una enfermedad de transmisión sexual, particularmente el VIH. El embarazo puede ser un período riesgoso y preocupante; el parto puede causar enfermedades, lesiones debilitantes o la muerte.

La menor fecundidad, inclusive el menor número de alumbramientos no deseados, crea mejores niveles de salud para las mujeres y los niños. Los niños no deseados son más propensos a las infecciones de las vías respiratorias y las diarreas que los niños deseados. Se lo desee o no, cada hermano o hermana adicional reduce entre 2% y 8% las probabilidades de que un hijo reciba tratamiento médico. Cuando los niveles de inmunización son bajos, los hijos deseados reciben entre un 50% y un 100% más de vacunas que los hijos no deseados(12).

LIMITACIONES SOCIALES En muchas culturas, la gente tropieza con dificultades para hablar de temas sexuales y de la reproducción. En esas circunstancias, el ejercicio de opciones - por ejemplo, prever el uso de anticonceptivos - puede experimentarse como algo vergonzoso y humillante. Las mujeres pobres tienen especiales dificultades en hablar de la violencia por motivos de género, particularmente la violencia sexual (13).

Hay otra diferencia crucial en lo tocante a la salud reproductiva. Sólo las mujeres gestan a sus hijos. Están expuestas a riesgos que los hombres no pueden apreciar cabalmente. Las mujeres también están más expuestas a los riesgos compartidos, como el contagio con enfermedades de transmisión sexual, por razones de índole biológica y de desventaja social.

Las limitaciones sociales afectan la atención de la salud reproductiva de la mujer. Los hombres tienen más probabilidades de utilizar servicios en establecimientos de salud, debido en parte a que controlan el dinero para pagar por esos servicios. Las mujeres tienen más probabilidades de recurrir a servicios tradicionales o alternativos, debido a que son más baratos y familiares y están más cercanos (14). Tal vez una mujer no esté dispuesta a viajar sola o puede ser que no se le permita acudir a servicios de salud sin la aprobación de su esposo o de otro miembro de su familia o de la comunidad.

Las experiencias de las mujeres en los servicios de salud también afectan la manera en que ellas los utilizan; no está garantizado que las mujeres reciban un tratamiento respetuoso en las clínicas u hospitales. Los agentes de salud tienden a menospreciar a las mujeres pobres. Las mujeres analfabetas, en particular, tal vez no se sientan en condiciones de describir sus problemas o de comprender los consejos que reciben.

Las necesidades de los pobres en materia de salud reproductiva, en particular de las mujeres pobres, no reciben atención por parte de los encargados de formular políticas, y ni siquiera de las propias mujeres. Los pobres asignan prioridad a sus numerosas necesidades inmediatas y acuciantes. El embarazo y el parto se dan por sentados; y lo propio ocurre con los riesgos concomitantes, aun cuando se deban a causas fácilmente prevenibles.

17 SALUD REPRODUCTIVA PARA LOS POBRES URBANOS DE BANGLADESH

La población urbana de Bangladesh está aumentando a razón del 6% anual, es decir, el triple de la tasa nacional de crecimiento demográfico. El aumento es más acelerado en los tugurios, donde hay unas 225.000 personas por kilómetro cuadrado. La mitad de los habitantes de tugurios son pobres; el 30% puede clasificarse como indigente.

RLa rápida urbanización ha degradado las condiciones medioambientales y de salud. En los hacinados tugurios de Dhaka y Chittagong, la prevalencia de las diarreas es casi el doble de la existente en zonas rurales. También es mayor la prevalencia de la malnutrición, la tuberculosis, las enfermedades susceptibles de prevención mediante vacunas y las enfermedades de transmisión sexual; las tasas de inmunización son menores.

En los tugurios, las mujeres tienen un limitado acceso a los servicios de salud reproductiva y de información al respecto, debido a que la ubicación de los centros de salud es inadecuada. Como resultado:

  • 93% de las adolescentes casadas han comenzado a tener hijos;
  • 22% de las niñas dan a luz antes de cumplir 15 años;
  • 63% de las mujeres nunca han utilizado un método moderno de planificación de la familia;
  • 40% quedan embarazadas involuntariamente debido a su falta de conocimiento acerca de los servicios.

En virtud del Proyecto Urbano de Atención Primaria de la Salud, que recibe apoyo del UNFPA, el Banco Asiático de Desarrollo y el Organismo Noruego para la Cooperación Internacional, 14 organizaciones no gubernamentales experimentadas están fortaleciendo los servicios de salud reproductiva y capacitando al personal y a los ejecutivos.

Se han mejorado las instalaciones de nueve centros de maternidad de jurisdicción de la ciudad de Dhaka y 16 clínicas dirigidas por organizaciones no gubernamentales y se los ha transformado en centros integrales de salud reproductiva, que reciben remisión de pacientes de 190 centros de atención primaria de la salud y en el futuro proporcionarán: atención prenatal y posnatal y atención del parto normal; atención obstétrica de emergencia; anticonceptivos clínicos y no clínicos; y tratamiento de las enfermedades del aparato reproductor y de transmisión sexual.

Hasta el momento unos 200 médicos, paramédicos, consejeros y técnicos de laboratorio han recibido capacitación en atención médica y asesoramiento psicosocial. Actualmente, 10 centros practican operaciones cesáreas.

Dentro de las comunidades urbanas, el proyecto proporciona información sobre maternidad sin riesgo, amamantamiento, planificación de la familia, enfermedades de transmisión sexual y VIH/SIDA.Fuentes



 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicadores   |