UNFPAEl Estado de la Poblacion Mundial 2002
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2002: Caracterización de la Pobreza
State of World Population
Sections
Panorama General
Caracterización de la Pobreza
Macroeconomía, Pobreza, Población y Desarrollo
Las Mujeres y la Deigualdad de Género
Salud y Pobreza
El VIH/Sida y la Pobreza
Pobreza y Educación
Población, Pobreza y Objetivos Mundiales de Desarrollo: El Camino Hacia Adelante
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

Caracterización de la Pobreza

Panorama General
Distintos Tipos de Pobreza
Una Red de Causas
Medición de la Pobrea

Medición de la Pobrea

Hay tres métodos utilizados comúnmente para determinar el grado de pobreza:
  • construcción de un "límite de pobreza" y computación de varias mediciones de la pobreza que tomen en cuenta los gastos reales de los hogares en relación con dicho límite de pobreza(16)
  • evaluación rápida y diagnóstico participatorio, en que los miembros de la comunidad categorizan los hogares por su nivel de riqueza (17)
  • construcción de un índice de pobreza utilizando un conjunto de indicadores cualitativos y cuantitativos (18).

LÍMITE DE POBREZA SOBRE LA BASE DE LOS GASTOS DE LOS HOGARES La práctica estándar es utilizar el gasto total como medida primordial del nivel de vida de un hogar (19). Para establecer un límite de pobreza y medir la incidencia de la pobreza, se utilizan típicamente encuestas por hogares representativas del país, como la Encuesta para la medición de los niveles de vida, del Banco Mundial

TPara determinar si el ingreso del hogar basta para satisfacer las necesidades de alimentos y otras necesidades básicas de todos los miembros de la familia, se construye una canasta de bienes y servicios que corresponda a los patrones de consumo locales. El valor de esta canasta, a los precios locales al consumidor, que satisfaga un nivel predeterminado de necesidades básicas para una persona, denota el "límite de pobreza". Si el ingreso per cápita de los miembros de la familia es inferior al límite de pobreza, se considera que esa familia y sus miembros son pobres. Pero los resultados son de difícil verificación y pueden estar sujetos a distorsiones (véase más adelante).


DIAGNÓSTICO PARTICIPATORIO Y EVALUACIÓN RÁPIDA Estos dos enfoques buscan la contribución de los miembros de la comunidad utilizando técnicas similares. El primero requiere una amplia participación de la comunidad y se realiza para utilizarlo en el largo plazo; su meta, en última instancia, es empoderar al grupo destinatario. Las evaluaciones rápidas se realizan con la intención de proporcionar datos para una agenda predeterminada en un lapso muy breve, por lo general en una visita a la comunidad de un día de duración.

Los programas de desarrollo usan ampliamente ambos métodos a fin de focalizar los servicios en los clientes más pobres y también para el diseño participatorio de proyectos (20), pero ambos métodos tienen fallas (21) Dado que los resultados dependen de calificaciones subjetivas por parte de los miembros de la comunidad, son de dificultosa verificación y es difícil comparar resultados entre distintas localidades o distintos programas en un mismo país (22) Las comparaciones internacionales son aún más difíciles. Aplicando esos enfoques, es posible determinar cuál es el tercio más pobre de la población en una aldea, pero no se puede determinar cuáles son las comunidades donde reside el tercio más pobre de toda una región. Las respuestas de los encuestados tal vez queden distorsionadas por su deseo de recibir beneficios, como el acceso a servicios financieros, a raíz del diagnóstico de pobreza. Finalmente, la evaluación participatoria requiere contar con hábiles comunicadores, más costosos y más difíciles de encontrar que los encuestadores que sólo deben aplicar un cuestionario estructurado.


ÍNDICE DE POBREZA BASADO EN UN CONJUNTO DE INDICADORES Al utilizar un conjunto de indicadores, para los cuales puede obtenerse información válida de manera rápida y poco costosa, se pueden detectar diferentes dimensiones de la pobreza. Es posible englobar los indicadores para constituir un índice único, aplicando un factor de ponderación.

Muchas instituciones de microfinanciación en el Asia meridional y el Asia sudoriental utilizan un índice de vivienda para focalizar los servicios financieros en los clientes más pobres (23). Indicadores como la calidad del techo o las paredes pueden obtenerse fácilmente mediante una inspección y es posible minimizar el número de respuestas que no se ajustan a la realidad. Los indicadores pueden ajustarse fácilmente a las condiciones locales. No obstante, es posible que la ponderación asignada a los diferentes indicadores que integran el índice sea bastante arbitraria. Y el índice de vivienda se centra en una única dimensión de la pobreza. Para obtener un panorama completo, es preciso recurrir a indicadores en al menos cuatro esferas: recursos humanos, vivienda, seguridad alimentaria y bienes de la familia(24).


CONCLUSIÓN Las mediciones de la pobreza basadas en el ingreso son objetivas y muy susceptibles de análisis cuantitativos, y describen de manera fidedigna la pobreza de ingreso, a condición de que las encuestas por hogares se realicen cuidadosamente. No obstante, esas mediciones omiten factores distintos del ingreso, como los niveles de salud y educación. Además, son impuestos externamente y no ofrecen a los pobres oportunidad de expresar cuál es su propia experiencia de la pobreza.

Los enfoques basados en indicadores y los enfoques participatorios proporcionan algunas alternativas. Por ejemplo, el Índice de Pobreza Humana (IPH), del PNUD) (25), combina información sobre las privaciones en materia de: longevidad (porcentaje de personas que no se prevé que lleguen a los 40 años de edad); conocimientos (porcentaje de adultos analfabetos); y niveles de vida (un índice compuesto en que se computan las personas que carecen de acceso a agua no contaminada, las personas sin acceso a servicios de salud y los niños menores de cinco años con insuficiencia ponderal). Esta medición englobada trasunta varias dimensiones de la pobreza, pero la asignación de iguales factores de ponderación a los diferentes componentes es, esencialmente, una decisión arbitraria.

Otro enfoque es obtener información directamente de los pobres mediante intercambios de ideas en grupos y conversaciones individuales, sin utilizar ninguna definición de pobreza impuesta externamente. Puede pedirse a los encuestados que expliquen sus propias ideas acerca de la pobreza y proporcionen más información sobre procesos sociales y económicos que no surgen de los datos estándar de encuestas por hogares y que pueden utilizarse en decisiones acerca de políticas, inversiones o reglamentaciones.

En última instancia, debería utilizarse una sensata combinación de datos basados en el ingreso, en los indicadores y en la participación a fin de determinar el grado de pobreza y derivar las implicaciones para la formulación de políticas; y las instituciones deberían tener incentivos para utilizar esta información a los fines de la planificación.

7 MÉRITOS Y LIMITACIONES DE LA MEDICIÓN DE LA POBREZA SOBRE LA BASE DEL INGRESO

Meritos
Definición asequible.
El método posibilita una definición relativamente asequible de la pobreza y el uso de límites explícitos de pobreza para circunscribir a los grupos de pobres y diferenciarlos del resto de la población.

Es precisa, representativa y comparable. Las encuestas por hogares, realizadas cuidadosamente, proporcionan un instrumento bastante preciso y ampliamente aceptado para medir la pobreza de ingreso y determinar los cambios a lo largo del tiempo.

Además, al basar la determinación de la pobreza de ingreso en encuestas por muestreo representativas también se facilita el cálculo de las mediciones englobadas de la pobreza, como el porcentaje de pobres en la población nacional.


Costo.
LLas encuestas por hogares de gran magnitud son costosas. Las buenas encuestas efectúan cuantiosos gastos para asegurar que la información sea fidedigna, debido a que los errores de medición pueden fácilmente invalidar las estimaciones

Composición del hogar. SLas encuestas convierten los datos sobre los hogares en medidas individuales per cápita, de modo que los resultados dependen de las hipótesis iniciales con respecto a la composición de la familia y no revelan nada acerca de la falta de equidad por motivos de género o por otros motivos dentro del hogar.

Bienes y servicios públicos. Las mediciones del ingreso de los hogares no suelen incluir los bienes y servicios públicos, entre ellos la educación esencial y la atención primaria de la salud.

Dificultades para efectuar comparaciones. Cuando los instrumentos de las encuestas, o las definiciones, o las técnicas de muestreo, cambian a lo largo del tiempo, se dificultan las comparaciones, y aumentan las probabilidades de que éstas queden distorsionadas.Fuentes


 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicadores   |