UNFPAEl Estado de la Poblacion Mundial 2002
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2002: Caracterización de la Pobreza
State of World Population
Sections
Panorama General
Caracterización de la Pobreza
Macroeconomía, Pobreza, Población y Desarrollo
Las Mujeres y la Deigualdad de Género
Salud y Pobreza
El VIH/Sida y la Pobreza
Pobreza y Educación
Población, Pobreza y Objetivos Mundiales de Desarrollo: El Camino Hacia Adelante
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

Caracterización de la Pobreza

Panorama General
Distintos Tipos de Pobreza
Una Red de Causas
Medición de la Pobrea

Una Red de Causas

El reconocimiento de las diversas causas y los diversos resultados de la pobreza y de la manera en que unas y otros interactúan recíprocamente influye en la manera en que medimos y monitoreamos la pobreza y en los planes que formulamos para eliminarla. El nuevo concepto del proceso de desarrollo - y de quienes quedan al margen de él - incluye la calidad de la administración y el imperio de la ley, la lucha contra la corrupción y la delincuencia, y los factores culturales e históricos. Recién hace pocos años esos elementos se consideraban totalmente externos a las principales cuestiones atinentes al desarrollo y tal vez una injerencia en los asuntos internos de estados soberanos.

En cambio, el , Informe sobre Desarrollo Humano 2000 (9) Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) está dedicado en gran medida a los antecedentes de los países del mundo en materia de derechos humanos. Utilizando el Índice de Desarrollo Humano, el PNUD determina periódicamente el grado de progreso de los países en lo tocante a la educación y la salud. El Banco Mundial, por su parte, ha asignado una alta prioridad institucional a escuchar "las voces de los pobres" y responder a ellas (10).

5 VOCES DE LOS ANCIANOS POBRES EN SUDÁFICA Y LA INDIA

En un reciente estudio del UNFPA se interrogó a ancianas y ancianos pobres de Sudáfrica y de la India, en su mayoría campesinos, con respecto a cuestiones clave que afectan sus vidas. Se comprobó que muchos de ellos están preocupados por la extrema pobreza: deficientes condiciones de vida, inadecuados servicios de salud e insuficiente protección social; y violencia y malos tratos entre generaciones.

Un 5% de la población de Sudáfrica tiene 65 o más años de edad. Esas personas han vivido en medio de la indignidad del apartheid, cuyo legado aún los acompaña. Muchos están todavía atrapados en las garras de la extrema pobreza y la exclusión social.

Los ancianos sudafricanos indicaron que sus necesidades prioritarias eran: seguridad alimentaria; suministro de agua no contaminada; vivienda adecuada; abastecimiento de electricidad; dinero y una pensión; servicios adecuados de atención de la salud; documentos de identidad, como una partida de nacimiento, para poder reclamar las prestaciones a las que tienen derecho; y apoyo para atender a un cónyuge. Sus preocupaciones con el envejecimiento se centraban en el temor al aislamiento, la exclusión, los malos tratos, la enfermedad, el desamparo y los crecientes efectos del VIH/SIDA.

Según se espera, la población de ancianos de la India ha de aumentar desde 77 millones en 2000 hasta unos 141 millones hacia 2020. Más de la mitad de esos ancianos están al borde de la pobreza y muchos de ellos tienen su salud debilitada y viven en condiciones antihigiénicas.

Son muy pocos los que están amparados por algún tipo de plan de jubilaciones; la fuente primordial de atención y apoyo es la familia. Por otra parte, el desarrollo económico y la migración generalizada de adultos jóvenes están perturbando el apoyo tradicional a los ancianos. Las ancianas, especialmente si son solteras o viudas, están en situación particularmente desventajosa.

Raji, de 75 años, dijo: "Después de la muerte de mi esposo, hace siete años, he estado viviendo sola. Mis hijos migraron y nunca se molestaron en preguntar por mí. Carezco de ingresos y no tengo contacto casi con nadie. Moriré así. En mi vida hay sólo desolación y me siento solitaria y débil".

Fuentes

A TRAVÉS DE LA TRANSICIÓN DEMOGRÁFICA La "explosión demográfica", comenzada en el decenio de 1950, fue resultado de la pronunciada disminución en las tasas de mortalidad, posibilitada por las innovaciones en la atención de la salud y la amplia utilización por los países en desarrollo de tecnologías médicas importadas (11). Pero en los países más pobres, los cambios correlativos que contribuirían a producir una declinación en las tasas de fecundidad - adaptación de las aptitudes, la capacidad y el comportamiento de los seres humanos, mejora en la estructura física y en la tecnología - han ocurrido lentamente. Esa disparidad ha frenado el progreso económico y social. El desequilibrio entre las poblaciones en acelerado aumento y los escasos recursos para sostenerlas ha sobrecargado los límites de la organización social y ejercido presión sobre las instituciones que están al servicio de los pobres.

En el plano del hogar, la alta tasa de fecundidad acrecienta la "carga de dependencia" que representan los hijos y reduce el bienestar familiar de los pobres. Paradójicamente, las circunstancias causantes de las altas tasas de fecundidad suelen coincidir con la ampliación de las oportunidades económicas y sociales (12).

A medida que los países van atravesando la transición demográfica y que va disminuyendo la tasa de fecundidad, se abre transitoriamente una oportunidad en que las familias que poseen algunos recursos pueden sufragar la educación de los hijos, encontrar buenos empleos y acumular algunos bienes. Pero los pobres, el último grupo de la sociedad que experimenta una disminución de la fecundidad, no pueden aprovechar la oportunidad (13). Los pobres no sólo tienen mayor cantidad de hijos sino que, además, carecen de la información y de los recursos para aprovechar la oportunidad. Su incapacidad para responder al cambio de circunstancias en lo relativo a los costos y beneficios de los hijos los coloca en situación desventajosa.

La reducción de la fecundidad ayuda en el largo plazo a reducir la pobreza. Los cambios demográficos ocurridos en el Brasil durante los últimos 50 años fueron equivalentes a agregar entre 0,4% y 0,5% al crecimiento anual del ingreso per cápita (14). Durante este período, la tasa media de crecimiento del ingreso per cápita se aproximó al 3,0% anual. Según se estima, el efecto directo de la transición demográfica sobre la pobreza se aproximó a un 15% del efecto del crecimiento económico.

EL ÁMBITO PROPICIO TEl progreso tecnológico y la acumulación de capital humano y físico han sido los dos principales factores hermanados que han impulsado el crecimiento económico moderno. Pero uno y otro operan más eficazmente en un ámbito que proporciona incentivos para efectuar inversiones. Este ámbito propicio abarca todo el marco social: un proceso político representativo no mancillado por la corrupción; el respeto a los derechos humanos; unas leyes y reglamentaciones equitativas y aplicadas imparcialmente; y un conjunto de instituciones públicas, civiles, comunitarias y culturales que se refuercen recíprocamente en la provisión a todos los ciudadanos de oportunidades sociales y económicas equitativas y en un plano de igualdad

Un ejemplo exitoso es el de las instituciones de microfinanciación, que utilizan pequeños préstamos para multiplicar los efectos de recursos e iniciativas de la comunidad. Al mismo tiempo que ofrecen apoyo económico, alientan programas de base comunitaria en materia de salud, educación y capacitación en el liderazgo, en beneficio de la mujer. Este "agrupamiento" de los servicios, basado en alianzas con las comunidades locales, ha cambiado las actitudes acerca de empoderar a las mujeres pobres, acrecentando al mismo tiempo el poder económico de éstas. (15).

Las instituciones son los mecanismos sociales que vinculan la capacidad con los recursos. La calidad de las instituciones determina cuán productiva o equitativamente ese vínculo opera. Cada elemento imprime energía - o frena - a los demás. Los programas básicos de alfabetización, por ejemplo, incrementan la capacidad individual de adquirir y utilizar información acerca de salud, mercados o vida comunitaria, pero también mejoran las instituciones que proporcionan esos servicios y las colocan en mejores condiciones de vincular a las personas recientemente alfabetizadas con la información útil.

De manera similar, las instituciones que responden mejor a las necesidades interactúan con la capacidad y los recursos: las mejoras en la administración pública acrecientan la capacidad, al eliminar los impedimentos jurídicos u otorgar nuevas facultades; las reglamentaciones más equitativas pueden reducir el costo de las actividades empresariales o aminorar las barreras existentes entre los pobres y los recursos. La sociedad civil desempeña un papel importante en el desarrollo de instituciones que respondan a las necesidades; por ejemplo, organizaciones de microcrédito que ponen los recursos a disposición de los grupos más pobres, especialmente de mujeres, y al mismo tiempo ofrecen ayuda con cursos de alfabetización y apoyo a la planificación de la familia.

Muchos países en desarrollo han logrado progresos sustanciales en cuanto a mejorar la capacidad de las poblaciones en general: a partir de 1960, han mejorado tanto la esperanza de vida (indicador de salud), como la nutrición y el nivel económico y educacional. Pero el progreso ha sido más fácil y más rápido en países que han realizado lo siguiente:

  • ofrecer la información y los medios para que las mujeres puedan espaciar los alumbramientos y decidir el momento de éstos, además de evitar el embarazo, si así lo desean;
  • proporcionar servicios para asegurar embarazos saludables y partos sin riesgo;
  • aumentar la cobertura y la calidad de los sistemas educacionales;
  • promover la igualdad y equidad de género de otras maneras, como ofrecer protección a los derechos jurídicos y consuetudinarios de la mujer;
  • adoptar políticas de población basadas en los derechos humanos;
  • establecer sistemas responsables de administración pública, con obligación de rendir cuentas y participación popular.

6 CRÉDITO A GRUPOS EN BANGLADESH
El Banco Grameen en Bangladesh proporciona pequeños préstamos a familias pobres para que inicien nuevas empresas y, tal vez, una nueva vida; pero las familias necesitan en primer término servicios de alfabetización básica, planificación de la familia y gestión de empresas. Proporcionar todos esos servicios a mujeres que tradicionalmente han estado excluidas de la sociedad es un reto. En consecuencia, el Banco Grameen otorga préstamos a grupos y no a personas individuales. El enfoque de grupo reduce el costo de la provisión de servicios y proporciona el apoyo mutuo que posibilita a las mujeres interactuar con el mercado y con la comunidad en general.Fuentes

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicadores   |