UNFPAEl Estado de la Poblacion Mundial 2002
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2002: Caracterización de la Pobreza
State of World Population
Sections
Panorama General
Caracterización de la Pobreza
Macroeconomía, Pobreza, Población y Desarrollo
Las Mujeres y la Deigualdad de Género
Salud y Pobreza
El VIH/Sida y la Pobreza
Pobreza y Educación
Población, Pobreza y Objetivos Mundiales de Desarrollo: El Camino Hacia Adelante
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

Caracterización de la Pobreza

Panorama General
Distintos Tipos de Pobreza
Una Red de Causas
Medición de la Pobrea

Distintos Tipos de Pobreza

Múlitiples dimnesiones de la pobreza
Algunas de las más importantes dimensiones de la pobreza son:

MALA SALUD
El estado de salud no siempre se correlaciona estrechamente con los niveles de ingresos. Por ejemplo, la esperanza de vida al nacer en Viet Nam (67,8 años), es mayor que la del Pakistán (59,6 años), aun cuando ambos países tienen PIB per cápita similares. (5). En muchos países de bajos ingresos, el rápido crecimiento de la población ha contribuido al hacinamiento, el agua de beber contaminada y el saneamiento deficiente, que son condiciones ideales de incubación y contagio de enfermedades infecciosas. Las comunidades pobres suelen carecer de atención primaria de la salud, medicamentos esenciales y vacunas.

La combinación de mala salud en general y alta prevalencia de enfermedades puede afectar incluso a los grupos de más altos ingresos. En el Gráfico 2 se muestra que las tasas de mortalidad infantil en el Pakistán y Viet Nam son acusadamente altas, incluso para los grupos de más altos ingresos. Por otra parte, en el Brasil, las tasas para el quintil más rico son marcadamente inferiores a las correspondientes al quintil más pobre.

La mala salud es a la vez la causa y el efecto de la pobreza de ingreso: disminuye la capacidad personal, rebaja la productividad y reduce el dinero recibido por el trabajo. Los efectos de la mala salud sobre la productividad y el ingreso proveniente del trabajo probablemente serán mayores sobre los pobres debido a que, entre otros factores, los trabajadores mal remunerados y menos educados tienen mayores probabilidades de realizar trabajos físicos pesados y a menudo riesgosos, en los cuales es posible reemplazarlos fácilmente (6).

La alta prevalencia de las enfermedades en un país va de consuno con el deficiente rendimiento económico. En los países donde una gran proporción de la población corre riesgos de paludismo grave, el ingreso medio es menos de un quinto del existente en países donde no hay paludismo (7).

Por otra parte, la mayor esperanza de vida, indicador clave del estado de salud, estimula el crecimiento económico: un análisis de datos de 53 países entre 1965 y 1990 comprobó que un 8% del crecimiento económico total podría atribuirse a las más altas tasas de supervivencia de adultos. La investigación indicó cómo operan las relaciones de causalidad: una mano de obra más saludable y con menos ausentismo mejora la productividad; a medida que aumenta la esperanza de vida, los individuos y las empresas tienen un incentivo para efectuar inversiones en capital humano y físico; y cuando los trabajadores tienen un incentivo en ahorrar para su jubilación, aumentan las tasas de ahorro (8).


ANALFABETISMO Y ESCOLARIZACIÓN INSUFICIENTE El analfabetismo retrasa a la gente incluso en las más básicas actividades cotidianas. Una escolarización insuficiente les impide aprovechar las nuevas oportunidades, por ejemplo, empleos en las nuevas industrias con alto nivel de conocimientos. Las personas menos educadas suelen tropezar con dificultades para expresarse oralmente o por escrito fuera de su propio grupo inmediato, de modo que tienen dificultad para incorporarse en la sociedad en general.

Al igual que lo que ocurre con otras dimensiones de la pobreza, los resultados en materia de educación y de salud interactúan. Para personas analfabetas o menos educadas es más difícil obtener información, por ejemplo, acerca de la atención de la salud, en una forma que puedan utilizar. La salud deficiente y las menores tasas de supervivencia reducen el incentivo para efectuar inversiones en la educación de los niños.

Gráfico 2. Tasas de mortalidad de menores de cinco años
(defunciones por cada 1.000 nacidos vivos)

Click for larger picture
Fuente: Adam Wagstaff. 2000. "Socioeconomic Inequalities in Child Mortality: Comparisons Across Nine Developing Countries" (Desigualdades socioeconómicas en la mortalidad de niños: Comparaciones entre nueve países en desarrollo). Bulletin of the World Health Organization. 78(1).

EXCLUSIÓN SOCIAL Y FALTA DE PODER Puede verse otra forma de pobreza en los sistemas sociales que deniegan a algunos grupos de personas la libertad de interactuar en un plano de igualdad en la sociedad o afirmar sus intereses personales dentro de la comunidad en general. En muchos países, no todos ellos dotados de gobiernos autoritarios, este tipo de exclusión impide que grandes cantidades de personas participen en el proceso de desarrollo. El prejuicio puede deberse a la casta, el grupo étnico o la religión, o puede estar al servicio de los intereses de elites corruptas.

POBREZA POR RAZONES DE GÉNERO En muchas sociedades, la pobreza material interactúa con la discriminación por motivos de género, de modo que los niveles de salud, educación y participación social de las mujeres pobres son incluso inferiores a las de sus homólogos masculinos. (En el Capítulo 5 se consideran más detalladamente las cuestiones de género y pobreza).

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicadores   |