UNFPA - 2008 Informe Anual

← Back to homepage

Pobreza, población y desarrollo

Utilización de datos de población y promoción de conocimientos sobre dinámica de la población para que el desarrollo sostenible sea una realidad

Tras años de guerra civil, Liberia quedó con mucho por reconstruir pero muy poca información fidedigna para decidir cuáles eran las prioridades. El UNFPA ayudó en la realización de dos encuestas demográficas y de salud, que contribuyeron a reforzar la capacidad nacional para recopilar y analizar datos y establecieron una base de datos para la planificación del desarrollo socioeconómico, en la etapa previa al primer censo de población y vivienda del país después de 24 años, realizado en marzo de 2008. El UNFPA ayudó al Gobierno a planificar y movilizar recursos para este monumental evento, que inauguró la Presidenta Ellen Johnson-Sirleaf. Los resultados oficiales del censo, que se esperan para 2009, posibilitarán que Liberia evalúe el progreso hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y contribuirá a la adopción de medidas locales, nacionales e internacionales en pro del desarrollo.

A fin de erradicar la pobreza, los gobiernos deben estar en condiciones de formular y aplicar políticas y programas basados en datos de población fidedignos, entre ellos las estructuras de edades, la movilidad geográfica, la fecundidad y la mortalidad. El UNFPA utiliza datos para ayudar a los gobiernos a comprender lo que está ocurriendo en sus países y orientarlos para que efectúen mejores inversiones en materia de salud reproductiva, educación e igualdad entre hombres y mujeres.

El mandato del UNFPA sigue siendo de importancia fundamental para la reducción de la pobreza y el logro del Objetivo de Desarrollo del Milenio 1, especialmente teniendo en cuenta las proyecciones de crecimiento demográfico en el mundo en desarrollo, donde nueve décimas partes del aumento corresponderán a los países más pobres entre ellos.

Uno de los principales objetivos del Plan Estratégico 2008-2011 del UNFPA es aprovechar los análisis de la dinámica de población a fin de orientar el aumento de las inversiones en igualdad entre los géneros, desarrollo de la juventud, salud reproductiva y medidas para combatir el VIH/SIDA, con el propósito de mejorar la calidad de vida, promover el desarrollo sostenible y reducir la pobreza. El UNFPA ya está desempeñando un papel de importancia crítica en cuanto a ayudar a la comunidad internacional a comprender las tendencias demográficas y elaborar las mejores soluciones para el logro del desarrollo sostenible. Pero, antes de analizar las tendencias, es preciso recopilar datos fidedignos, exactos e integrales. Con estos fines, el UNFPA comenzó en 2008 a brindar asistencia a los países en sus preparativos de los censos de 2010, lo cual abarcará la recopilación de datos para determinar el grado de adelanto hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio y hacia los objetivos de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo de 1994. Entre las actividades preliminares al 15º aniversario de la conferencia, de próxima celebración, en 2008 el UNFPA convocó una reunión de expertos a fin de revisar las estimaciones de costos necesarios para poner en práctica el Programa de Acción de la conferencia. Las nuevas estimaciones se incluyeron en el informe que presentará en 2009 el Secretario General a la Comisión de Población y Desarrollo. En ese informe se señala que, a menos de contar con la necesaria voluntad política, además de un renovado compromiso y recursos suficientes para satisfacer las necesidades actuales, será imposible alcanzar los objetivos de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo o los declarados en la Cumbre del Milenio.

Basarse en los datos de población para apoyar el desarrollo

Los gobiernos necesitan datos de alta calidad para formular o perfeccionar los planes nacionales de desarrollo y otras políticas encaminadas a subsanar la pobreza y abordar las desigualdades. Utilizando las más recientes herramientas y tecnologías, el UNFPA ayuda a los países a desarrollar las capacidades que necesitan para recopilar, analizar y utilizar los datos necesarios y mejorar las vidas de las personas.

Aspectos destacados

En las actuales condiciones extremadamente difíciles, el Sudán, con amplia ayuda del UNFPA y otras partes interesadas, realizó eficazmente "enumeraciones sobre el terreno" para su quinto censo de población y vivienda. Las enumeraciones sobre el terreno son recopilaciones directas de datos de los hogares. El UNFPA desempeñó funciones de liderazgo y coordinación, ofreciendo apoyo técnico que aseguró que el censo satisficiera los estándares internacionales y arrojara información completa y fidedigna.

La Junta Consultiva Internacional sobre Censos, establecida por el UNFPA para ayudar a realizar el censo en el Afganistán, aportó en 2008 asistencia técnica para los censos de Mongolia y otros países.

El UNFPA elaboró dos instrumentos para contribuir a la planificación y movilización de recursos con destino a los censos de 2010: un instrumento de cálculo de costos de los censos para posibilitar que las oficinas censales de los países preparen presupuestos, y una base de datos censales que proporciona a los donantes y los organismos de asistencia técnica panoramas generales de las actividades censales de los países.

Malawi y el Chad prepararon eficaces estrategias de movilización de recursos para sus respectivos censos, y recaudaron, respectivamente, 18 millones de dólares y 9 millones de dólares.

Respuesta a la urbanización y la migración

En el año 2008, por primera vez en la historia, más de la mitad de la población mundial residía en poblados y ciudades. El crecimiento urbano es resultado cada vez más del crecimiento interno, y no de la migración desde zonas rurales, aun cuando dicha migración sigue siendo un importante factor en algunas regiones. El crecimiento urbano crea oportunidades pero también suscita problemas, particularmente para las mujeres y los jóvenes. Aun cuando el crecimiento urbano tiene potencial para estimular el crecimiento económico, las ciudades, en su mayoría, carecen de capacidad para aprovechar todas las oportunidades que pueden ofrecer los nuevos residentes. El UNFPA colabora con ciudades y países para abordar los retos que plantea la urbanización y plasmar los beneficios que ésta acarrea. El UNFPA alienta a los gobiernos a considerar que la urbanización es un proceso inevitable y a formular de antemano políticas que crearán oportunidades para los residentes urbanos pobres. El Fondo aboga por la inclusión de políticas y programas que tengan en cuenta la urbanización en el marco de los planes de desarrollo nacionales y locales. Para 2030, residirán en las ciudades casi cinco mil millones de personas.

La migración internacional tiene importantes repercusiones sobre la dinámica demográfica, así como sobre las cuestiones de género y de la juventud y, por consiguiente, es pertinente al mandato fundamental del UNFPA. La creciente atención prestada a los vínculos recíprocos entre migración, reducción de la pobreza y desarrollo también tiene sustanciales implicaciones para los programas del UNFPA en cuestiones de desarrollo social y económico, género, juventud y derechos humanos. En 2008, la labor del UNFPA al respecto siguió focalizada en mejorar los datos, la investigación y las capacidades institucionales para la formulación, el seguimiento y la evaluación de políticas y programas de migración; la promoción del diálogo sobre políticas en cuestiones de migración; y las tareas de promoción.

Aspectos destacados

El UNFPA preparó el informe del Secretario General sobre seguimiento de los programas de población centrados en la distribución de la población, la urbanización, la migración interna y el desarrollo. Ese informe examina la transición sin precedentes de la población mundial, desde rural hacia urbana, a consecuencia de la migración desde zonas rurales y a raíz del crecimiento vegetativo de la población urbana, así como de la reclasificación de asentamientos que antes eran considerados rurales. El informe describe la asistencia del UNFPA a los países para abordar los problemas del acelerado crecimiento urbano.

Entre enero y junio de 2008, el UNFPA presidió el Grupo Mundial sobre Migración; bajo el liderazgo del UNFPA, los 14 organismos miembros del Grupo colaboraron en la preparación de un informe conjunto titulado International Migration and Human Rights (Migración internacional y derechos humanos). Dicho informe fue presentado a los delegados que asistieron en octubre al Foro Mundial sobre la Migración y el Desarrollo y en una reunión especial conmemorativa del 60º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos celebrada durante el sexagésimo tercer período de sesiones de la Asamblea General, en diciembre. En su prólogo a la publicación, el Secretario General Ban Ki-moon elogió al UNFPA por haber iniciado el proyecto. El informe declara que los migrantes tienen derechos, y que los Estados tienen la obligación de proteger esos derechos, aun cuando ejerzan su derecho soberano de determinar quién ingresa y quién permanece en sus territorios. La cooperación entre los gobiernos de los países de origen, de tránsito y de destino y entre las ONG, las entidades de la sociedad civil y los propios migrantes, es imprescindible para velar por que se apliquen los instrumentos internacionales de derechos humanos y los migrantes tengan conciencia de sus derechos y sus obligaciones.

Hacer frente a los problemas del envejecimiento de las poblaciones

La población mundial en general está creciendo más lentamente que en los últimos años, pero la proporción de población de 60 o más años de edad está aumentando más rápidamente que la de cualquier otro tramo de edades. Para 2050, en los países en desarrollo habrá dos ancianos por cada niño. Se prevé que en los países en desarrollo, el porcentaje de ancianos aumentará desde 10% en 2005 hasta 20% para 2050. Por otra parte, muchos países carecen de las políticas y los recursos para responder adecuadamente a las necesidades de las crecientes cantidades de ancianos. El UNFPA se centra en fomentar la capacidad nacional y comunicar conocimientos que faciliten la formulación de políticas públicas para enfrentar los problemas sociales, económicos y de salud que se suscitarán con el envejecimiento de la población. El Fondo siguió promoviendo el Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento, un compromiso asumido en 2002 por los gobiernos de abordar las necesidades de los ancianos.

Día Mundial de la Población: Convertir en realidad la planificación de la familia

En 2008, el Día Mundial de la Población, con su tema: "Es un derecho, convirtámoslo en realidad", señaló a la atención la importancia de la planificación de la familia. "Cuando una mujer puede planificar su familia, puede planificar el resto de su vida", dijo la Directora Ejecutiva del UNFPA, Thoraya Ahmed Obaid, en su declaración ese Día. "La información y los servicios de planificación de la familia posibilitan que las personas y las parejas plasmen en la realidad su derecho a determinar el número y el espaciamiento de sus hijos y el momento de tenerlos". Pese a la importancia de esta cuestión, muchas personas, particularmente los habitantes de países en desarrollo, carecen de acceso a métodos anticonceptivos y de información sobre planificación de la familia, debido principalmente a la insuficiente financiación de los programas.

Nepal observó el Día con un concurso de canciones entre los estudiantes sobre el tema de la planificación de la familia y un concurso de ensayos en el Colegio Asiático de Estudios Superiores. Guyana dio cumplimiento a la observancia oficial del Día con la difusión de información sobre la importancia de la planificación de la familia para las comunidades marginadas. En Burkina Faso, los líderes musulmanes convinieron en participar en una vasta iniciativa a fin de promover la planificación de la familia en todo el país.

Aspectos destacados

El UNFPA colaboró con el Programa de las Naciones Unidas sobre el Envejecimiento para realzar la capacidad gubernamental en cuanto a la organización y el seguimiento de la aplicación del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento. El primero de siete talleres de capacitación regionales previstos sobre este tema contó con más de 40 participantes procedentes de 12 países de la ex Unión Soviética.

El UNFPA convocó dos sesiones especiales del Congreso Mundial sobre el Envejecimiento y las Generaciones, que se celebraron en St. Gallen, Suiza: una sobre la mujer, la salud y las necesidades de los encargados de atender a los ancianos en los países en desarrollo; la otra, sobre el fomento de la capacidad para poner en práctica el Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento.

Víinculos entre las cuestiones de población y el cambio climático

Si no se logra un medio ambiente sostenible, será imposible alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Las magnitudes y las tasas de crecimiento de la población, así como su composición y distribución, afectan las cantidades de recursos naturales consumidos y determinan las perspectivas de desarrollo. Los problemas que acarrea el cambio climático suelen causar mayores estragos en los países en desarrollo, donde por lo general los grandes aumentos de la población van acompañados de fragilidad en las condiciones del medio ambiente. El UNFPA ayuda a los gobiernos a comprender mejor los vínculos entre tendencias y dinámica de la población y medio ambiente. El Fondo también ayuda a los gobiernos a formular estrategias nacionales, particularmente en materia de adaptación al cambio climático, para posibilitar la minimización de los efectos.

Aspectos destacados

El UNFPA contribuyó al marco sobre el cambio climático de la Junta de los Jefes Ejecutivos para la coordinación titulado Acting on Climate Change: The UN Delivering as One (Medidas para el cambio climático: Unidos en la acción de las Naciones Unidas). El marco fue presentado en la 14º Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático celebrada en Poznan en diciembre. Gracias a las actividades del UNFPA, el marco reflejó la importancia de incorporar la recopilación y el análisis de datos censales en las estrategias de adaptación al cambio climático.

Como parte de acciones para reducir su "huella de carbono", el UNFPA—por primera vez—dispuso que todos los materiales de información correspondientes al Día Mundial de la Población se imprimieran localmente. Las oficinas en los países redujeron los costos en papel e impresión y las emisiones de gases de efecto invernadero, imprimiendo únicamente las cantidades necesarias y, dado que los materiales no tuvieron que ser transportados a grandes distancias, se consumió menos combustible.