UNFPA - 2008 Informe Anual

← Back to homepage

Cultura, género y derechos humanos

Empoderar a las mujeres, reducir la pobreza y dar vigencia a los derechos humanos

En el Afganistán, una iniciativa de base confesional apoyada por el UNFPA recurre a enseñanzas islámicas y valores culturales afganos para educar a los hombres y los adolescentes varones afganos acerca de la salud y los derechos de la mujer. Mawlawi Saddiq Muslem, alto funcionario de la Corte Suprema que colaboró con el UNFPA en la formulación del proyecto, dice que las enseñanzas religiosas pueden persuadir a los hombres para que presten más atención a la salud de las mujeres. "Tener una madre saludable y una familia saludable es el significado de un matrimonio saludable en la doctrina islámica". Los clérigos musulmanes que participan en el programa reciben información que puede salvar vidas acerca de la salud reproductiva, la violencia por motivos de género y los beneficios de espaciar los alumbramientos.

Cuando tienen oportunidades adecuadas, las mujeres tienen capacidad para mejorar exponencialmente la salud y el bienestar de ellas mismas, de sus familias y de sus comunidades. Pero la discriminación que persiste desde antigua data y la violencia contra las mujeres y las niñas, sumadas a la deficiente salud reproductiva, restringen a un mínimo las contribuciones de la mujer.

Durante mucho tiempo, el UNFPA ha propugnado reformas normativas y jurídicas que posibiliten que las mujeres vivan con dignidad y libertad, sin temores. El UNFPA promueve los derechos, la salud y el bienestar de la mujer aplicando un enfoque con sensibilidad cultural que hace hincapié en los derechos humanos y la dignidad. Por ejemplo, la programación del Fondo sobre violencia por motivos de género reconoce que es necesario tener muy en cuenta las actitudes culturales, además de procurar un cambio en las leyes y políticas. En 2008, el Fondo logró importantes adelantos en cuanto a movilizar a organizaciones confesionales, como parte de un conjunto más amplio de grupos interesados, a fin de promover la igualdad entre los géneros y los derechos humanos.

Basarse en la cultura para lograr igualdad entre los géneros

El UNFPA se basa en los atributos positivos que posee cada cultura al elaborar estrategias encaminadas a eliminar prácticas muy arraigadas que infringen los derechos de la mujer. El UNFPA colabora con diversos agentes, entre ellos organizaciones de mujeres, grupos de derechos humanos, parlamentarios, líderes religiosos y tradicionales, organizaciones confesionales y pueblos indígenas, para aplicar el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

En el informe Estado de la Población Mundial 2008, Ámbitos de convergencia: Cultura, género y derechos humanos, se destacó la necesidad de contar con estrategias de desarrollo que ubiquen la cultura y las consideraciones culturales en un plano de igualdad con los factores políticos y económicos. Según el informe, para promover los derechos humanos es preciso apreciar la importancia de la cultura en la formulación de políticas correctas. Según el informe, las estrategias de desarrollo con sensibilidad cultural pueden reducir las prácticas nocivas de que son objeto las mujeres y promover los derechos humanos.

El "Suplemento jóvenes 2008" del informe Estado de la Población Mundial 2008 mostró cómo los jóvenes influyen sobre la cultura y son conformados por ésta en cuestiones como los derechos humanos, la igualdad entre hombres y mujeres y el desarrollo. En el suplemento se recomendó que se promuevan programas de desarrollo que ayuden a los jóvenes a maximizar sus oportunidades.

Aspectos destacados

Las consultas celebradas por el UNFPA con organizaciones confesionales de todo el mundo condujeron a establecer la primera Red interconfesional mundial sobre población y desarrollo, que fue constituida en Estambul con la participación de más de 160 organizaciones confesionales y líderes religiosos de las principales religiones y regiones del mundo. Los miembros de la Red convinieron en colaborar entre sí y con el UNFPA para dar cumplimiento a las promesas de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio en cuestiones como el VIH/SIDA, la salud materna y el empoderamiento de la mujer.

El UNFPA convocó la primera reunión del Grupo interinstitucional de trabajo sobre las organizaciones confesionales, integrado por representantes de 10 organismos de las Naciones Unidas, el cual consideró posibles estrategias para coordinar la cooperación con las organizaciones confesionales. El UNFPA también apoyó la participación de varios representantes de organizaciones confesionales en una consulta del programa ONUSIDA en que se elaboró una amplia estrategia para el VIH/SIDA, la cual está ensayando ahora el ONUSIDA.

En el Foro Mundial de Organizaciones Confesionales, el UNFPA dio a conocer la publicación Culture Matters: A Legacy of Engaging Faith-Based Organizations (La cultura es importante: El legado de involucrar a organizaciones confesionales), en que se muestra cómo las oficinas del UNFPA en los países han colaborado con más de 200 organizaciones confesionales a lo largo de decenios, sobre diversas cuestiones de población y desarrollo.

El UNFPA elaboró el Training Manual on Culturally Sensitive Approaches to Development Programming (Manual de capacitación sobre enfoques con sensibilidad cultural de la programación del desarrollo), a fin de apoyar el fomento de las capacidades sobre sensibilidad cultural para equipos de las Naciones Unidas en diversos países: Bangladesh, el Brasil, el Iraq, la República Islámica del Irán y Jordania.

En América Latina, representantes de los ministerios de salud de Bolivia, el Ecuador, Guatemala, Honduras y el Perú, y de organizaciones no gubernamentales (ONG), se reunieron con funcionarios del UNFPA a fin de intensificar las medidas de reducción de la mortalidad derivada de la maternidad entre las mujeres indígenas.

Empoderamiento de las mujeres y las niñas

El UNFPA considera que la igualdad entre hombres y mujeres es una cuestión de interés vital para todas las organizaciones y todos los gobiernos. De conformidad con su Plan Estratégico 2008-2011, el UNFPA presta especial atención a apoyar la capacidad nacional para aplicar políticas y obligar al cumplimiento de las disposiciones vigentes, haciendo hincapié en promover y proteger los derechos reproductivos y eliminar la violencia por motivos de género.

El UNFPA proporciona liderazgo mundial en la formulación de políticas y programas para alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio 3, igualdad entre los sexos y autonomía de la mujer. Dada la conexión entre igualdad entre los sexos y desarrollo en general, el UNFPA exhorta a los países a asignar alta prioridad a las cuestiones de género al formular estrategias para alcanzar los otros siete Objetivos de Desarrollo del Milenio. El UNFPA también está colaborando con otros copartícipes para promover ámbitos socioculturales propicios a la igualdad entre hombres y mujeres, el empoderamiento de la mujer y los derechos reproductivos.

Aspectos destacados

El UNFPA participó en la Red entre Organismos sobre la mujer y la igualdad entre los sexos. Esta Red, integrada por organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas, se focaliza en cuestiones de género y promueve la igualdad entre hombres y mujeres en todo el sistema de las Naciones Unidas. En su calidad de Copresidente del Equipo de Tareas sobre la violencia contra la mujer, el UNFPA inició una programación multisectorial conjunta sobre la violencia contra la mujer en diez países piloto, donde se congregaron los equipos de las Naciones Unidas en los países, los gobiernos y las entidades de la sociedad civil.

La Strategy and Framework of Action for Addressing Gender-Based Violence 2008-2011 (Estrategia y marco de acción para abordar la violencia por motivos de género 2008-2011, del UNFPA, desempeñó en 2008 papel fundamental en cuanto a orientar las tareas relativas a esta importante cuestión de salud y derechos humanos.

El UNFPA siguió evaluando los adelantos logrados por las oficinas en los países en cuanto a abordar cuestiones de igualdad entre los géneros y empoderamiento de la mujer. La labor y el adelanto del Fondo al respecto se reflejaron en el Strategic Framework on Gender Mainstreaming and Women's Empowerment 2008-2011 (Marco estratégico sobre la incorporación de la perspectiva de género y el empoderamiento de la mujer 2008-2011), que establece los objetivos del Fondo para ampliar los medios de acción de la mujer e incorporar las cuestiones de género en la programación. En el folleto Gender Snapshot: UNFPA Programming at Work (Instantánea de género: Programación del UNFPA en operación), se presentan estudios de casos por países en lo relativo a dicho progreso.

El Programa Conjunto y Fondo Fiduciario UNFPA-UNICEF iniciado en 2008, influyó para que los gobiernos prometieran intensificar su compromiso y su responsabilidad en cuanto a acelerar el abandono de la mutilación/ablación genital femenina en el plazo de una generación. En consecuencia, varios altos funcionarios gubernamentales de Djibouti, Etiopía, Guinea, Guinea-Bissau y Kenya emprendieron esa iniciativa en sus respectivos países. Otros países, como Egipto, el Senegal y el Sudán, crearon o fortalecieron mecanismos nacionales para apoyar el acelerado abandono de aquella práctica.

También por conducto del Programa Conjunto y Fondo Fiduciario UNFPA-UNICEF, se crearon redes de parlamentarios, líderes religiosos, ONG, entidades de la sociedad civil y medios de difusión a fin de propugnar el abandono de la mutilación/ablación genital femenina. Como parte de esta iniciativa, 17 países africanos se esforzarán por reducir esa práctica en un 40% para 2012.

El UNFPA participó en el 52º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, que trató de la financiación para lograr igualdad entre hombres y mujeres y empoderamiento de la mujer. La Directora Ejecutiva del UNFPA, Thoraya Ahmed Obaid, habló al iniciarse la campaña del Secretario General Ban Ki-moon titulada "Unidos para eliminar la violencia contra la mujer". El UNFPA también publicó el Technical Report of Global Consultation on Female Genital Mutilation/Cutting (Informe técnico sobre consultas mundiales acerca de la mutilación/ablación genital femenina), en que se resumen las deliberaciones de las consultas mundiales sobre este tema y se ofrecen datos importantes sobre experiencias recogidas y enfoques que podrían conducir al abandono de esa práctica.

Junto con el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer, el UNFPA actualizó un curso de aprendizaje a distancia, Gender Mainstreaming: Taking Action, Getting Results (Incorporación de la perspectiva de género: Adoptar medidas, obtener resultados). Este curso ofrece a los estudiantes una perspectiva de la igualdad entre hombres y mujeres y el empoderamiento de la mujer dentro de un marco de derechos humanos. El UNFPA colaboró con el UNICEF, el UNIFEM y el PNUD en la preparación del curso interinstitucional de E-aprendizaje sobre cuestiones de género, el primero de su tipo al servicio de los cuatro organismos.

Como parte de su Marco estratégico sobre la incorporación de la perspectiva de género y el empoderamiento de la mujer, el UNFPA determinó que la participación de los hombres y los adolescentes varones es una de seis prioridades estratégicas del UNFPA. La experiencia ha demostrado que los hombres pueden desempeñas un papel positivo en cuanto a fomentar la igualdad entre hombres y mujeres y mejorar la salud de los hombres y las mujeres.

La importancia de involucrar a los hombres y los adolescentes varones en toda la programación del UNFPA para la igualdad entre los géneros se refleja en el hecho de que el Fondo es miembro del Comité Directivo de la MenEngage Alliance, una alianza mundial de ONG y organismos de las Naciones Unidas que procura involucrar a los hombres y a los adolescentes varones en actividades para el logro de la igualdad entre hombres y mujeres.

La Directora Ejecutiva del UNFPA, Thoraya Ahmed Obaid, pasó a ser una de más de cien "portadores de antorchas" para promover el Objetivo de Desarrollo del Milenio 3 sobre igualdad entre hombres y mujeres y autonomía de la mujer.  Entre quienes recibieron la "Antorcha de Paladín del ODM3" figuran funcionarios gubernamentales, de entidades del sector privado y de organizaciones internacionales, y también se incorporó en la Red ODM3, cuyo propósito es intensificar la atención prestada en todo el mundo a este objetivo y a la importancia del empoderamiento económico de la mujer.

Promoción de los derechos humanos

La Directora Ejecutiva del UNFPA, Thoraya Ahmed Obaid (a la izquierda), recibe la Antorcha de Paladín del ODM3 de manos de Ulla Tørnæs, Ministra de Cooperación para el Desarrollo de Dinamarca, en mayo. La Directora Ejecutiva señaló a la atención el compromiso del Fondo en pro del Objetivo de Desarrollo 3, que promueve la igualdad entre hombres mujeres y la autonomía de la mujer.

El UNFPA se esfuerza por aplicar estándares universalmente reconocidos de derechos humanos a todos los aspectos de su labor. La labor del Fondo se orienta por el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, el cual destaca que es prerrogativa de cada mujer y cada hombre disfrutar de igualdad de derechos y de protección. Para lograr y ampliar la vigencia de los derechos humanos en beneficio de las mujeres y las niñas, el Fondo colabora con diversos agentes, desde gobiernos hasta líderes de comunidades de base.

Aspectos destacados

Gracias a su amplia colaboración con círculos académicos, promotores de los derechos humanos y oficinas del UNFPA en los países, el Fondo completó la preparación de materiales de capacitación que posibilitarán un mejor apoyo a los gobiernos y la sociedad civil en la promoción de los derechos humanos. El Fondo colaboró con cuatro centros regionales de derechos humanos a fin de facilitar la transferencia de conocimientos.

Al celebrarse el 60º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en un grupo de alto nivel el UNFPA dio a conocer la publicación UNFPA at Work: Six Human Rights Case Studies (El UNFPA en acción: Seis estudios de casos sobre derechos humanos), la cual destaca las iniciativas nacionales para promover y proteger los derechos humanos, particularmente en lo relativo a cuestiones de género, empoderamiento de la mujer y cultura.

El UNFPA apoyó Women on the Frontline (Mujeres en la línea de frente), una serie de siete documentales de investigación sobre la violencia por motivos de género, de media hora de duración cada una, que se difundieron durante siete semanas en todo el mundo en diversos idiomas por conducto de la cadena BBC World, y llegaron a unos 220 millones de hogares.