UNFPA - 2008 Informe Anual

← Back to homepage

Salud reproductiva y maternidad sin riesgo

Promoción de la salud de las madres y sus hijos, reduciendo las defunciones y las lesiones de las madres, previniendo el VIH y proporcionando suministros y servicios de salud reproductiva
que salvan vidas

Recientemente Janice Banaag, de 18 años de edad, dio a luz. Reside en Tondo, una zona de tugurios e industrias densamente poblada en Manila, Filipinas. Ella, su esposo Joell y su hijita Janelle viven en una pequeña habitación sin ventanas. Sobreviven con los ingresos que obtiene Joell conduciendo un taxi triciclo. Si bien la mayoría de los alumbramientos en Tondo se realizan en el hogar sin atención de personal calificado, Janelle nació en condiciones de seguridad en una clínica maternoinfantil administrada por la organización Tondo Zona Uno, que recibe el apoyo del UNFPA. La clínica también ofrece exámenes prenatales y postnatales y servicios de planificación de la familia. Después del nacimiento de Janelle, Janice regresó a la clínica para la colocación de un dispositivo intrauterino. Si bien le gustaría tener otro hijo en el futuro, prefiere esperar hasta tener más dinero ahorrado.

La salud reproductiva es imprescindible para la salud general de las mujeres, los niños y las familias. La salud reproductiva incorpora la protección y promoción de los derechos reproductivos de las personas y las parejas mediante el acceso a servicios de salud integrales e información al respecto, a fin de satisfacer las necesidades de salud sexual y reproductiva, relativas a la salud tanto física como mental.

A escala mundial, los trastornos de la salud reproductiva constituyen aproximadamente una sexta parte de la carga de enfermedad y de muerte prematura en general y una tercera parte de las enfermedades y muertes prematuras de las mujeres en edad de procrear. Los embarazos no deseados, las defunciones y lesiones maternas y las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH, siguen plagando a las personas—particularmente a los pobres—en todas partes del mundo.

Uno de los principales objetivos del Plan Estratégico 2008-2011 del UNFPA es mejorar la calidad de la vida mediante el acceso universal a servicios de salud reproductiva para 2015 y el acceso universal a servicios integrales de prevención del VIH para 2010.

Para mejorar la salud reproductiva, particularmente para reducir la mortalidad y la morbilidad derivadas de la maternidad, es preciso contar con sistemas de atención de la salud fiables y en buen estado de funcionamiento, y con planificación de los recursos humanos y políticas adecuadas. En 2008, el UNFPA elaboró un marco de derechos reproductivos y salud sexual y reproductiva a fin de proporcionar orientación general y propiciar medidas coherentes para poner en práctica los elementos relativos a salud y derechos reproductivos del Plan Estratégico del UNFPA. El marco se basa en los objetivos del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo de 1994, la Cumbre del Milenio y los Objetivos de Desarrollo del Milenio de 2000, la Cumbre Mundial de 2005 y la adición en 2007 de la meta de acceso universal a servicios de salud reproductiva al Objetivo de Desarrollo del Milenio 5 relativo a mejorar la salud materna. Esos acuerdos internacionales de alto nivel exhortan a la comunidad internacional a intensificar los esfuerzos por mejorar la salud de la madre y el niño y convertir en realidad el acceso universal a los servicios de salud reproductiva. Los acuerdos también enmarcan la respuesta del UNFPA dentro del cambiante ámbito de la asistencia y con mayor atención prestada al fortalecimiento general de los sistemas de salud.

En 2008, el UNFPA siguió apoyando el acceso a un conjunto de servicios de salud sexual y reproductiva mediante su integración en políticas públicas, planes de salud y sistemas de reglamentación.

Dado que con frecuencia se ha pasado por alto o se ha marginado la salud mental en la esfera de la salud reproductiva, el UNFPA y la Organización Mundial de la Salud publicaron un informe: Mental Health Aspects of Women's Reproductive Health: A Global Review of the Literature (Aspectos de salud mental de la salud reproductiva de la mujer: Examen de la bibliografía mundial). El informe, cuyo propósito es contribuir a ampliar los conocimientos de los profesionales de la salud, los responsables políticos y otros interesados acerca de los vínculos entre salud mental y salud reproductiva, describe los factores biológicos, psicológicos y sociales y analiza las opciones para un enfoque integrado de salud mental y salud reproductiva.

Salvar vidas de madres y recién nacidos

Cada año, más de 500.000 mujeres pierden la vida durante el embarazo o el parto y muchas más padecen lesiones relacionadas con el embarazo. Un millón de recién nacidos mueren dentro de las primeras 24 horas de vida. De las muertes maternas, un 99% ocurre en países en desarrollo. Las defunciones de madres y de recién nacidos, en su mayoría, pueden prevenirse mediante intervenciones estratégicas que salvan vidas y tienen buena relación costo/beneficio, entre ellas, la planificación de la familia, la atención obstétrica de emergencia y la presencia durante el parto de personal de partería calificado. Está aumentando el impulso mundial para prevenir esas defunciones.

Una madre con su hijito en Katmandú, Nepal.

Para alcanzar los objetivos establecidos en su Plan Estratégico 2008-2011, el UNFPA se esfuerza por acrecentar el acceso a los servicios de salud materna, a fin de reducir la mortalidad y la morbilidad derivadas de la maternidad, y promueve un "conjunto sin solución de continuidad de cuidados de la salud materna" como parte de la salud reproductiva y del derecho a la salud.

El UNFPA ya está ayudando a los países a mejorar sus clínicas y hospitales al servicio de las embarazadas, a capacitar a las parteras y otro personal médico, a proporcionar suministros de planificación de la familia y ofrecer programas para que las mujeres puedan espaciar sus alumbramientos y minimizar así los riesgos, y a promover la demanda local de servicios de salud reproductiva e información al respecto. Además, el UNFPA fomenta las capacidades de los países en cuanto a formular y aplicar planes estratégicos nacionales cuyo objetivo es reducir las defunciones derivadas de la maternidad y mejorar la salud reproductiva de todas las mujeres.

En septiembre de 2008, el UNFPA se sumó al Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en una iniciativa a fin de acelerar las medidas para mejorar la salud de las madres y los recién nacidos en 60 países donde son muy altas las tasas de mortalidad derivada de la maternidad. "Apoyaremos a los países en el fortalecimiento de sus sistemas de salud para alcanzar las dos metas del Objetivo de Desarrollo de Milenio 5, de reducir la proporción de muertes maternas en un 75% y lograr el acceso universal a la salud reproductiva para 2015", prometieron las organizaciones en una declaración emitida conjuntamente al comenzar la Reunión de Alto Nivel sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio celebrada en Nueva York. En la declaración se agregó: "La mortalidad derivada de la maternidad es la mayor inequidad del mundo en lo que respecta a la salud. De las muertes maternas, un 99% ocurre en países en desarrollo; la mitad de ellos, en África".

Aspectos destacados

En su reunión anual, el Grupo de los Ocho países industrializados renovó su respaldo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, asumiendo un especial compromiso en cuanto a mejorar la salud materna y reproductiva. El Grupo de los Ocho emitió una declaración conjunta en que se comprometía a lograr que los servicios de salud reproductiva sean "ampliamente accesibles", mediante acciones como mejorar el acceso a la atención de la salud y prevenir la transmisión del VIH de la madre al hijo.

La Conferencia "Cuenta Regresiva para 2015" hacia la supervivencia de las madres, los recién nacidos y los niños, celebrada en la ciudad de El Cabo, Sudáfrica, concluyó con un compromiso asumido por expertos en salud, responsables políticos y parlamentarios de todo el mundo, de acrecentar las inversiones para reducir la mortalidad de madres y niños. Un informe dado a conocer en la conferencia y titulado Tracking Progress in Maternal, Newborn and Child Survival (Seguir la pista al progreso en la supervivencia de las madres, los recién nacidos y los niños), reveló que sólo unos pocos entre los 68 países en desarrollo donde ocurre el 97% de las defunciones de madres y niños en todo el mundo están logrando progresos suficientemente rápidos en cuanto a prevenir defunciones de madres, recién nacidos y niños. El informe, respaldado por el UNFPA, ofreció un llamado de atención a los gobiernos y otros interesados, aportando información sobre las más recientes tendencias de las intervenciones que salvan vidas, para reducir las defunciones de madres y niños.

El UNFPA y la Confederación Internacional de Comadronas emprendieron un programa a fin de acrecentar el número de partos atendidos por parteras en los países en desarrollo. La iniciativa se centrará en establecer una fuerza laboral sostenible de partería y reforzar la educación y los estándares de la profesión de partera como parte de acciones más amplias encaminadas a fortalecer los sistemas de salud en 11 países.

El UNFPA creó su Fondo temático para la salud materna a fin de recaudar 500 millones de dólares con destino a la reducción de la mortalidad y la morbilidad derivadas de la maternidad en 68 países. En 2007 y 2008, este Fondo recibió 25 millones de dólares en promesas de contribuciones y contribuciones efectivizadas, incluidos cinco millones de dólares para el programa de partería. Este Fondo comenzó sus operaciones en 11 países con unos rápidos exámenes de los planes de cada país para mejorar la salud de las madres y los recién nacidos, tratando de detectar las lagunas y los problemas y unas consultas con los interesados directos nacionales a fin de determinar cursos de acción.

A fin de fortalecer los sistemas nacionales de salud, el UNFPA, el UNICEF y el programa Evitar la Muerte y Discapacidad Maternas (AMDD) patrocinado por la Universidad de Columbia, convinieron en establecer conjuntamente una red de instituciones y expertos a fin de fomentar la capacidad nacional y regional en materia de atención obstétrica de emergencia y atención del recién nacido.

Planificación de la familia

La planificación de la familia es un componente fundamental para alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio 5 relativo a mejorar la salud materna. El acceso a servicios básicos de planificación de la familia puede reducir las defunciones maternas en hasta una tercera parte y las defunciones de niños en hasta una quinta parte. Pese a la crítica necesidad de planificación de la familia, desde 2001 prácticamente se ha estancado la financiación destinada a suministros, según lo expresa un informe del UNFPA dado a conocer en 2008 y titulado Donor Support for Contraceptives and Condoms for STI/HIV Prevention 2007 (Apoyo de los donantes al suministro de anticonceptivos y preservativos para la prevención de las ITS y el VIH, 2007). Además, la planificación de la familia suele estar omitida a la hora de planificar, presupuestar y ejecutar los programas de salud materna.

En su declaración en ocasión del Día Mundial de la Población 2008, el Secretario General Ban Ki-moon exhortó al mundo a "centrar su atención en la importancia crítica de la planificación de la familia para que podamos alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio".

En 2008, el UNFPA continuó sus actividades para asegurar el acceso universal a los servicios de salud reproductiva y el derecho de todas las personas a decidir acerca del número y el espaciamiento de sus hijos. El UNFPA ejecuta programas de planificación de la familia en 140 países y colabora con gobiernos, entidades de la sociedad civil y organismos de las Naciones Unidas asociados, en el pronóstico de necesidades, la provisión y coordinación de la distribución de anticonceptivos y suministros de salud materna y el fomento de las capacidades logísticas de cada país.

Aspectos destacados

El UNFPA proporcionó suministros y servicios de planificación de la familia en situaciones de emergencia, cuando el acceso a esos servicios suele quedar comprometido. El UNFPA apoyó a las poblaciones de refugiados y personas internamente desplazadas proporcionando casi siete millones de preservativos (condones) masculinos y 440.000 femeninos en 26 países en conflicto o que estaban emergiendo de conflictos, por conducto de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

En Nicaragua, el Gobierno financió un 1% de los anticonceptivos utilizados en 2006; en 2007, un 10% y en 2008, un 36%.

Reducing Unmet Need for Family Planning: Evidence-Based Strategies and Approaches (Reducir las necesidades insatisfechas de planificación de la familia: Estrategias y enfoques basados en datos objetivos) es un informe que ofreció sugerencias breves y claras a los directores de programas, los responsables políticos y otras personas a fin de responder a la necesidad insatisfecha de planificación de la familia. Esa publicación conjunta del UNFPA y la organización PATH se basa en los más recientes resultados de la investigación científica y en pruebas objetivas sobre la programación en materia de salud reproductiva.

Productos de salud reproductiva

Esos productos, entre ellos anticonceptivos y medicamentos para la atención obstétrica de emergencia, previenen los embarazos no deseados, facilitan la salud reproductiva y evitan la propagación del VIH. La falta de acceso a productos costeables ha sido un importante obstáculo contra el acceso universal a la salud reproductiva y la prevención del VIH, según se indica en el Plan Estratégico 2008-2011 del UNFPA. El UNFPA es el principal organismo de las Naciones Unidas que colabora con los sectores privado y público para asegurar que las cantidades correctas de productos lleguen a las personas que los necesitan, a precios costeables. El UNFPA también preside dos de los tres grupos de trabajo de la Coalición para los Suministros de Salud Reproductiva, una alianza mundial integrada por más de 70 organizaciones multilaterales y bilaterales, fundaciones privadas, gobiernos nacionales, grupos de la sociedad civil y empresas privadas, cuyo propósito es asegurar que todas las personas en países de ingresos bajos y medianos tengan acceso a dichos suministros. En 2008, 80 países tenían en el presupuesto nacional partidas para sufragar anticonceptivos y otros productos de salud reproductiva.

En 2008, el UNFPA siguió velando por que se fortalecieran los sistemas y planes nacionales de suministro de productos. Para satisfacer las urgentes necesidades de productos de salud reproductiva y evitar agotamientos de las existencias, en 2008 el UNFPA proporcionó asistencia técnica para sistemas de logística e información y aportó aproximadamente 20 millones de dólares a unos 60 países con destino a productos de salud reproductiva. Entre esos productos cabe mencionar aproximadamente 196 millones de preservativos masculinos y 2,9 millones de preservativos femeninos, además de otros anticonceptivos y medicamentos para la salud materna.

Aspectos destacados

La continua financiación proporcionada por el Programa Mundial para aumentar la seguridad del abastecimiento de productos de salud reproductiva posibilitó que el UNFPA ampliara su apoyo a los gobiernos a fin de incorporar la seguridad del abastecimiento de productos de salud reproductiva en las políticas, los programas, los presupuestos y los planes nacionales en otros cuatro países: Haití, la República Democrática Popular Lao, Madagascar y el Níger. El Programa actúa como factor catalizador de la acción nacional y de la asignación de prioridades e incorporación en políticas, programas, presupuestos y planes nacionales de salud, de la seguridad del abastecimiento de productos de salud reproductiva.

En Etiopía, los fondos del Programa Mundial están sufragando la seguridad del abastecimiento de productos de salud reproductiva para complementar una iniciativa quinquenal del Ministerio de Salud por valor de 110 millones de dólares, encaminada a poner en práctica un nuevo sistema de suministro de productos de salud reproductiva en todo el país. En Nicaragua, los fondos del Programa Mundial se destinaron a integrar la salud reproductiva y la seguridad del suministro de productos en la Estrategia nacional de salud sexual y reproductiva del Ministerio de Salud.

Además, los fondos del Programa Mundial están ayudando a fomentar la capacidad de las instituciones regionales que pueden proporcionar apoyo técnico a la seguridad nacional en materia de salud reproductiva y productos de salud reproductiva.

El UNFPA utiliza su instrumento denominado "RHCS Dashboard" (Cuadro de mando para la seguridad en los productos de salud reproductiva) en el seguimiento y el registro del progreso mundial hacia la seguridad del suministro de productos de salud reproductiva, clasificando a los países en seis categorías principales en función de su progreso general. El programa electrónico (software) Country Commodity Manager, utilizado en 89 países, contribuye a la gestión de los datos sobre existencias en los depósitos de suministros e información al respecto.

El UNFPA colaboró con parlamentarios, comunidades regionales y otros interesados directos clave para intensificar el apoyo a la seguridad en los productos de salud reproductiva. El UNFPA y la Comunidad del África Oriental organizaron una reunión del Foro Interparlamentario del África Oriental sobre Salud, Población y Desarrollo, durante el cual cinco países presentaron detallados planes de acción.

A escala mundial, el Fondo Temático para asegurar el abastecimiento de productos de salud reproductiva facilitó la colaboración del UNFPA con gobiernos nacionales y asociados para el desarrollo en la promoción de la seguridad del abastecimiento de productos de salud reproductiva. En 2008 se realizaron labores de promoción con beneficiarios bien definidos a nivel regional y de país, conducentes a aumentar las partidas de presupuestos oficiales destinadas a la adquisición de productos de salud reproductiva. Por ejemplo, en Burkina Faso, la contribución del presupuesto nacional con destino a anticonceptivos aumentó en 2007 hasta 32% y en 2008, hasta 89%.

Liderazgo en la lucha contra la fístula

La Campaña para erradicar la fístula, emprendida a escala mundial por el UNFPA y otros copartícipes, aspira a eliminar la fístula obstétrica para 2015. La fistula obstétrica es una lesión del parto susceptible de prevención y tratamiento, que causa en las mujeres incontinencia y, a menudo, aislación social. En 2008, la Campaña alcanzó un importante hito, cuando anunció que había cuadruplicado su tamaño. Actualmente, la Campaña abarca más de 45 países de África, Asia y la región de los Estados árabes, en comparación con 12 países cuanto se inició en 2003. A partir de 2003, la Campaña ha ayudado a más de 12.000 mujeres a recibir tratamiento para la fístula y más de 20 países han integrado la fístula en sus estrategias, políticas y planes nacionales. Esas acciones refuerzan las realizadas para el logro del Objetivo de Desarrollo del Milenio 5 relativo a mejorar la salud materna.

En 2008, como resultado de la Campaña, aproximadamente 4.000 mujeres recibieron tratamiento para la fístula con el apoyo del UNFPA; más de 2.000 profesionales recibieron capacitación para proporcionar servicios de prevención y tratamiento de la fístula y reintegración de las pacientes; y en 104 establecimientos de salud de 20 países se fortaleció la capacidad para atender casos de fístula.

En 2008 se reconocieron los logros de la Campaña, que recibió un premio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. El premio citó las innovadoras y notables acciones de la Campaña para facilitar la colaboración entre países en desarrollo y el intercambio de conocimientos y expertos.

Aspectos destacados

El Día de Concienciación sobre el SIDA en Tegucigalpa, Honduras. El evento fue patrocinado por el UNFPA.

El Secretario General Ban Ki-moon dio a conocer por primera vez en la historia de las Naciones Unidas un informe de un Secretario General sobre el tema de la fístula. El informe, al cual contribuyó el UNFPA, fue preparado en respuesta a una resolución de la Asamblea General, y describió las actividades encaminadas a eliminar la fístula en todo el mundo. El informe concluyó con recomendaciones para intensificar las medidas encaminadas a que la fístula sea un hecho obsoleto, inclusive el fortalecimiento de los sistemas de salud y el aumento de la financiación.

Con el apoyo del UNFPA, supervivientes de la fístula hablaron públicamente para promover la salud materna. Actualmente, 13 países participan en acciones para apoyar a las supervivientes de la fístula como promotoras de la salud materna en las comunidades y a nivel nacional. El UNFPA y la Fundación pro Naciones Unidas patrocinaron eventos en Capitol Hill, Washington, D.C., en que hablaron dos supervivientes de la fistula, las cuales presentaron recomendaciones para mejorar la salud materna y exhortaron a los miembros del Congreso estadounidense a apoyar un proyecto de resolución para reducir la mortalidad derivada de la maternidad en los Estados Unidos y en todo el mundo. Un día después de esas visitas, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó la resolución.

La Campaña se centró en abordar el problema de la fistula en situaciones de conflicto y posteriores a conflictos mediante la ampliación de programas en el Afganistán, la República Democrática del Congo, Liberia, el Sudán y Somalia.

El UNFPA y el Ministerio de Salud e Higiene Pública en Côte d'Ivoire patrocinaron la celebración de una conferencia subregional sobre la fístula obstétrica que condujo a la creación de la Red Africana para Erradicar la Fístula.

El UNFPA y otros copartícipes se asociaron con la compañía Engel Entertainment para producir una película, que fue premiada, sobre las supervivientes de la fístula, titulada A Walk to Beautiful (Una jornada hacia la belleza), en que se presenta la trayectoria de varias mujeres etíopes que van en busca de tratamiento para la fístula.

Promoción de los derechos de los adolescentes y los jóvenes

Hay actualmente 1.500 millones de personas que tienen entre 10 y 25 años de edad. Dadas las contribuciones potenciales de los jóvenes como futuros líderes de familias, comunidades y países, en todos sus programas y sus actividades el UNFPA asigna prioridad a los jóvenes. El Marco de acción para los adolescentes y los jóvenes orienta las acciones y protege los derechos de los jóvenes, promoviendo la incorporación de las cuestiones que les atañen en las estrategias nacionales de desarrollo y los programas de salud reproductiva y prevención del VIH. El UNFPA presta mucha atención a las necesidades de las niñas adolescentes y, en particular, de las que están marginadas y tal vez no se beneficien con otros programas de desarrollo. Las inversiones en los jóvenes, especialmente en las niñas adolescentes, en lo concerniente a la salud sexual y reproductiva, la prevención del VIH y la participación social, son imprescindibles para poner fin a la transmisión de la pobreza entre sucesivas generaciones.

Aspectos destacados

Generación del cambio: los jóvenes y la cultura, el "Suplemento jóvenes 2008" del informe Estado de la Población Mundial 2008, destacó el valor de los jóvenes en cuanto a proteger las culturas en que crecieron. También se indicó que los jóvenes pueden contribuir a transformar sus culturas y a lograr que sus sociedades estén preparadas para responder a nuevos desafíos.

Las actividades apoyadas por el UNFPA condujeron a que siete países ratificaran la Convención Iberoamericana sobre los Derechos de la Juventud, el único instrumento en el mundo con fuerza jurídica que reconoce los derechos de los jóvenes como ciudadanos. El UNFPA, en su calidad de copresidente del Equipo de Tareas Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre las adolescentes, promovió los derechos de las niñas adolescentes y propugnó la realización de inversiones estratégica para las niñas y su incorporación en las políticas y los programas nacionales. El Equipo ha formulado por primera vez un marco programático conjunto de las Naciones Unidas en beneficio de las niñas adolescentes marginadas.

El UNFPA organizó un programa de giras de estudios en Etiopía para abordar la cuestión del matrimonio en la infancia. Entre los participantes figuraron representantes de la Fundación Nike, de la Fundación pro Naciones Unidas, del Gobierno de Finlandia y de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Las Oficinas del UNFPA en Guatemala, Liberia y Malawi están liderando un proceso interinstitucional para señalar a la atención las necesidades de las niñas adolescentes marginadas, dentro de las políticas y programas nacionales, centrándose en su educación, su salud, sus medios de vida y su seguridad.

En diciembre, el UNFPA auspició por quinta vez una reunión del Grupo Consultivo Mundial sobre la Juventud, integrado por 21 jóvenes de todo el mundo, el cual formuló 14 recomendaciones para acrecentar la participación de los jóvenes en la programación del UNFPA a nivel nacional y regional.

A fin de facilitar un diálogo abierto con los jóvenes y de involucrarlos en las actividades de desarrollo, el UNFPA siguió proporcionando apoyo técnico y financiero a 25 grupos consultivos sobre la juventud a nivel nacional. En 2008, Nepal se agregó a los países que cuentan con un grupo de ese tipo.

Prevención del VIH

En 2008, un informe sobre la epidemia mundial de SIDA dado a conocer por el ONUSIDA, Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, presentó más noticias positivas que en años anteriores; pero también reveló que, si bien en varios países había disminuido el número de infecciones con el VIH, éstas seguían aumentando en muchos otros. La investigación del ONUSIDA constató que en 2007, 33 millones de personas estaban viviendo on el VIH y que ese año se agregaron a los infectados 2,7 millones de personas.

El VIH/SIDA sigue propagándose y sus efectos sobre las mujeres siguen intensificándose. Esto se debe en parte a profundos factores subyacentes de desigualdad entre los géneros, persistente estigma y discriminación, y falta de medios de acción para reducir la vulnerabilidad a la infección.

Debido a que una abrumadora mayoría de las infecciones con el VIH son de transmisión sexual o están asociadas con el embarazo, el parto y la lactancia, el UNFPA procura aplicar un enfoque integral para los servicios de salud reproductiva y los relativos al VIH/SIDA. En general, se reconoce que fortalecer esos vínculos tiene importancia crítica para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El UNFPA se concentra en prevenir las infecciones con el VIH, especialmente entre las mujeres y los jóvenes, y además apoya a los países para que aseguren el acceso de quienes viven con el VIH a servicios de salud sexual y reproductiva.

En su carácter de copatrocinador del programa ONUSIDA, el UNFPA lidera diversas iniciativas innovadoras para contrarrestar la propagación del VIH.

En un examen externo realizado en 2008 de las acciones del UNFPA en apoyo de las respuestas nacionales al VIH/SIDA se llegó a la conclusión de que en los tres años anteriores, el alcance, la intensidad y la calidad de la contribución del UNFPA a la prevención del VIH habían experimentado una transición positiva, lo cual redundó en mayor credibilidad ante los copartícipes nacionales y del sistema de las Naciones Unidas.

En 2008, el UNFPA siguió colaborando con sus asociados en el apoyo a la ampliación de los programas de prevención del VIH. El apoyo brindado en 2008 por el UNFPA al fortalecimiento institucional y al fomento de la capacidad de los equipos de las Naciones Unidas en los países y de las organizaciones regionales y nacionales redundó en la contratación de más de 120 coordinadores nacionales de las cuestiones relativas al VIH en 65 países, así como de asesores regionales y subregionales.

Aspectos destacados

El UNFPA desempeñó un papel fundamental en la 17a. Conferencia Internacional sobre el SIDA celebrada en México D.F. y en la 15a. Conferencia Internacional sobre el SIDA y las Enfermedades de Transmisión Sexual celebrada en Dakar. La Directora Ejecutiva del UNFPA, Thoraya Ahmed Obaid, participó en varias reuniones, inclusive una sesión sobre los vínculos entre la violencia por motivos de género y el VIH/SIDA, así como en la primera reunión jamás celebrada de ministros de salud y de educación de la región de América Latina y el Caribe, para considerar la prevención del VIH y de otras enfermedades de transmisión sexual. El UNFPA apoyó la participación en ambas conferencias de más de 600 jóvenes procedentes de 41 países.

El UNFPA alentó a los líderes mundiales que asistían a la Reunión de Alto Nivel sobre el SIDA en las Naciones Unidas a intensificar las medidas para satisfacer las necesidades de las mujeres y los jóvenes que viven con el VIH/SIDA e integrar más eficazmente las respuestas al SIDA en los servicios de salud sexual y reproductiva.

El UNFPA apoyó la preparación, la publicación y la difusión de diversos materiales e instrumentos sobre los vínculos entre salud sexual y reproductiva y VIH. La publicación Rapid Assessment Tool for Sexual and Reproductive Health and HIV Linkages: A Generic Guide (Instrumento de evaluación rápida de los vínculos entre salud sexual y reproductiva y VIH: Guía genérica), ya sirvió para formular planes adaptados a cada país, en el Uruguay y en los países insulares del Pacífico.

El UNFPA contribuyó a una recopilación de la bibliografía que confirma los vínculos entre salud sexual y reproductiva y VIH/SIDA, titulada Vínculos: Examen de las pruebas y recomendaciones. El UNFPA también contribuyó a preparar Linking Sexual and Reproductive Health and HIV: Gateways to Integration in Haiti and Kenya (Vinculación entre la salud sexual y reproductiva y el VIH: Portal hacia la integración en Haití y Kenya), un estudio con ejemplos detallados de la vinculación entre salud sexual y reproductiva y prevención del VIH/SIDA.

Para vincular mejor la salud sexual y reproductiva con los servicios e intervenciones para el VIH, el UNFPA y sus asociados ofrecieron cinco talleres regionales de capacitación, en los que participaron 66 países.

Como parte de su respuesta estratégica al VIH, el UNFPA participó en varias iniciativas para aumentar el suministro y la demanda mundiales de preservativos masculinos y femeninos. La Global Condom Initiative (Iniciativa mundial sobre preservativos), liderada por el UNFPA a fin de prevenir el VIH y los embarazos no deseados, prosiguió su labor en 55 países. Con la asistencia del UNFPA, 20 países prepararon sendas estrategias nacionales sobre la programación de preservativos.

Por tercer año consecutivo, se amplió la distribución de preservativos femeninos, que llegó en 2008 a un total de 33 millones. Con la ayuda del UNFPA, Zimbabwe recibe más preservativos femeninos per cápita que ningún otro país.

Con el liderazgo del UNFPA, el Equipo interinstitucional de tareas sobre el VIH y los jóvenes amplió su papel mundial en la prevención del VIH y también amplió el número de sus miembros, que ahora no se limitan a representantes de organismos de las Naciones Unidas, sino que además incluyen redes y asociaciones selectas de jóvenes, de donantes bilaterales y multilaterales, de entidades de la sociedad civil y de fundaciones. El Equipo de tareas publicó siete manuales de orientación mundial sobre el VIH y los jóvenes, en que se indican acciones específicas para una respuesta eficaz al VIH entre los jóvenes, en la enseñanza, el lugar de trabajo y las emergencias humanitarias.

El Fondo contribuyó a la publicación de "boletines nacionales de calificaciones" sobre la prevención del VIH para niñas y jóvenes mujeres. Los "boletines de calificaciones"—25 hasta ahora—consideran el progreso logrado hacia satisfacer los compromisos mundiales sobre el VIH/SIDA y ofrecen recomendaciones que pueden utilizar los interesados a fin de mejorar la prevención del VIH y los servicios para mujeres jóvenes y niñas.

El Fondo siguió apoyando Y-Peer, la Red de educación de jóvenes por otros jóvenes, activa en 39 países. Tras una evaluación de Y-Peer en ocho de esos países, la conclusión fue que el proyecto estableció exitosas redes de jóvenes para mejorar los conocimientos de la juventud sobre temas de salud sexual y reproductiva y fortalecer la capacidad de los servicios a escala de país en beneficio de los jóvenes.

El apoyo técnico del UNFPA contribuyó a ampliar la aplicación de la Estrategia mundial para acelerar la prevención de la transmisión del VIH de la madre al hijo, centrándose en un conjunto básico de servicios para el VIH/SIDA incorporados en los servicios de salud maternoinfantil y de salud sexual y reproductiva, en beneficio de las mujeres que viven con el VIH, así como en los vínculos entre salud materna, sexual y reproductiva.

El UNFPA organizó talleres en 11 países sobre una mejor integración de la recopilación de datos y el seguimiento y la evaluación en la atención de la salud, con el propósito de prevenir la transmisión de la madre al hijo.