UNFPA La labor del UNFPA, 2003
Regresar al Menú Principal
 

EMERGENCIAS

Proporcionar suministros y apoyo en situaciones de crisis. Una respuesta humanitaria inmediata, reforzada por tareas de reconstrucción.

Desde 1994, más de 50 países han recibido apoyo del UNFPA en situaciones de emergencia. En 2003, el UNFPA prestó asistencia en situaciones de crisis en curso y programas de reconstrucción posteriores a los conflictos en 34 países: Afganistán, Angola, Bosnia, Burundi, Chad, Colombia, Congo, Côte d’Ivoire, Ecuador, Eritrea, Etiopía, Ghana, Guinea, Indonesia, Iraq, Jordania, Liberia, Madagascar, Malawi, República Democrática del Congo, República Islámica del Irán, República Unida de Tanzanía, Rwanda, Sierra Leona, Somalia, Sri Lanka, Sudán, Swazilandia, Siria, Territorio Palestino Ocupado, Timor-Leste, Turquía, Zambia y Zimbabwe.

Los proyectos de emergencia para la salud reproductiva se llevan a cabo en cooperación con aliados en los gobiernos, otros organismos de las Naciones Unidas y ONG locales e internacionales.

EQUIPO Y SUMINISTROS

En 2003, el UNFPA envió a 30 países y territorios botiquines de emergencia de salud reproductiva valuados en 2,2 millones de dólares, un volumen casi el doble del correspondiente a 2002, debido en parte a la alta demanda anterior al conflicto en el Iraq y durante la crisis regional en el África occidental y el África meridional. Se preparan botiquines listos para su expedición, a fin de satisfacer necesidades concretas, entre ellas parto en condiciones de seguridad, condones (preservativos) para prevenir la transmisión del VIH y el embarazo no deseado, tratamiento de los casos de violación, prevención y tratamiento de las ITS, atención después del aborto espontáneo y del aborto practicado en malas condiciones, operación cesárea y transfusiones sanguíneas.

  • Las hostilidades en Liberia contribuyeron a elevar las tasas de mortalidad de madres y menores de un año hasta niveles sin precedentes en muchos decenios. El UNFPA proporcionó equipo obstétrico de emergencia, medicamentos y suministros médicos a los hospitales y clínicas de Monrovia y sus alrededores, muchos de los cuales habían sido objeto de pillaje durante las intensas hostilidades.
    .
  • Cuando un mortífero terremoto asoló Bam (República Islámica del Irán) en diciembre de 2003, el UNFPA aportó fondos de emergencia para la compra de equipo médico y suministros de salud reproductiva. Seguidamente, el UNFPA colaboró con el gobierno y la Asociación de Planificación de la Familia del Irán para proveer instalaciones sanitarias. El terremoto se cobró más de 40.000 vidas, inclusive más de la mitad del personal de atención de la salud en la ciudad, y destruyó sus tres hospitales.
    .
  • El UNFPA realizó en Quito (Ecuador) un proyecto de planificación de contingencia para ayudar a la Oficina en el país y sus aliados a prepararse para una respuesta de emergencia en caso de desastres naturales o crisis causadas por el ser humano.
En el Afganistán, el UNFPA contribuyó a reconstruir esta escuela, que ofrece enseñanza a mujeres casadas en el recinto del Ministerio de Asuntos de la Mujer.

Photo: William A. Ryan/UNFPA



Descarga de suministros médicos en el Hospital Al-Ruwaished (Jordania oriental) para la asistencia a refugiados del conflicto en el Iraq.

Photo: Omar Gharzeddine/UNFPA


Planificación para el futuro del Iraq y del África occidental

La planificación de contingencia en previsión del conflicto en el Iraq fue la más amplia jamás realizada por el UNFPA. Se ubicaron de antemano suministros para la atención del embarazo y del parto sin riesgo en la República Islámica del Irán, Jordania, Siria y Turquía y se agregaron otros suministros para la atención de casos de violencia por razones de género y prevención de las ITS, inclusive el VIH/SIDA.

En enero de 2003, el UNFPA organizó un taller de preparación para la emergencia, que se realizó en Ammán y preparó un detallado plan de respuesta. En marzo, el Hospital de Al-Ruwaished (Jordania oriental) recibió una remesa de equipo médico de emergencia, suministros y medicamentos enviada por el UNFPA para la asistencia a los refugiados del conflicto en el Iraq. En mayo, el UNFPA envió suministros muy necesarios a la ciudad de Mosul (Iraq septentrional) y en junio envió una cantidad mucho mayor de suministros a Bagdad para su distribución en los centros de salud. También en junio, el UNFPA y varios aliados realizaron un diagnóstico de emergencia de la situación en 18 hospitales y 30 centros de atención primaria de la salud, ubicados en las inmediaciones de Bagdad, que ofrecen servicios de salud reproductiva y planificación de la familia.

Este enfoque de la planificación de contingencia—desde la recopilación de datos hasta las estimaciones sobre los suministros necesarios y la creación de nuevas alianzas para una respuesta eficaz—se adoptó en 2003, no sólo para el Iraq sino también para el África occidental. El advenimiento de la crisis en Côte d’Ivoire y la intensificación del conflicto en Liberia exigieron una respuesta regional que abordó los constantes desplazamientos de la población. En mayo de 2003, el UNFPA ofreció un taller en Ghana en beneficio del personal de las oficinas en Burkina Faso, Côte d’Ivoire, Ghana, Liberia, Malí y Sierra Leona. Esta planificación anticipada facilitó la eficaz respuesta del UNFPA posteriormente ese mismo año, cuando la crisis se intensificó en Liberia. El UNFPA también apoyó acciones para la salud reproductiva en programas de respuesta humanitaria en la región del África meridional, en beneficio de Lesotho, Malawi, Swazilandia y Zambia.

RECONSTRUCCIÓN

Para restaurar y mejorar los servicios de salud reproductiva después de una emergencia, trátese de desastres naturales o de conflictos armados, es necesario contar con una asidua asistencia humanitaria.

  • Se reconstruyó y reequipó, con el apoyo del Gobierno de Italia y del UNFPA, un moderno hospital en una zona pobre y densamente poblada de Kabul, al servicio de una población de un millón de personas. En el Hospital de Khair Khana se duplicó la capacidad, se agregó una sala para parto aséptico y un quirófano ultramoderno para practicar operaciones cesáreas.
    .
  • El UNFPA siguió apoyando el proyecto “Mujeres en crisis” en Freetown (Sierra Leona), una iniciativa local de mujeres para prestar asistencia a unas 400 mujeres y niñas cuyos sufrimientos durante varios años de una brutal guerra civil a menudo las condujeron a recurrir al trabajo sexual comercial para poder sobrevivir, a riesgo de infectarse con el VIH/SIDA.
    .
  • En la República Democrática del Congo y en Sierra Leona, el UNFPA apoyó la prevención del VIH entre los miembros de los contingentes de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz, así como entre mujeres, refugiados y personas internamente desplazadas. Se realizaron actividades similares en la República del Congo y en Etiopía. El UNFPA también apoyó programas nacionales de desmovilización para la reintegración de los adolescentes excombatientes en la vida comunitaria.
    .
  • En Kosovo (Serbia y Montenegro), el UNFPA elaboró un marco estratégico para una continua respuesta a los retos de desarrollo, sobre la base de las lecciones adquiridas durante años de respuestas humanitarias.
    .
  • En Burundi, el UNFPA continuó su cooperación con Cordaid, un grupo neerlandés Católico de socorro, a fin de mejorar la calidad de la atención de la maternidad y otros servicios de salud reproductiva en los centros de salud existentes, capacitando a enfermeras y parteras y proporcionando suministros.
    .
  • El UNFPA apoyó en Rwanda un proyecto para reducir la pobreza y promover la salud reproductiva en las provincias de Cyangugu, Kibuye y Umutara. El proyecto trabaja con jóvenes para superar los obstáculos a la obtención de ingresos; promueve la reforma educacional centrándose en la alfabetización, la tecnología apropiada y el empresariado; y alienta a los jóvenes para que adopten comportamientos saludables en materia de salud reproductiva, especialmente para la prevención del VIH.

DATOS Y ANÁLISIS

El UNFPA realizó en numerosos países diagnósticos rápidos de emergencia sobre la situación de la salud reproductiva y evaluaciones de programas de emergencia posteriores a conflictos. Los datos y los análisis proporcionan las bases para preparar programas que satisfagan las necesidades de las personas.

  • El UNFPA elaboró una base de datos sobre la población desplazada en la región de Pool (República del Congo) para su utilización como información básica de referencia en la programación de las Naciones Unidas para la asistencia humanitaria.
    .
  • En octubre de 2003 se realizó una reunión afin de pasar revista a un conjunto de siete proyectos a escala nacional para adolescentes internamente desplazados. Los proyectos contaron con financiación del Gobierno de Bélgica y fueron realizados por el UNFPA en Burundi, Colombia, Liberia, la República Democrática del Congo, Rwanda, Sierra Leona y el Territorio Palestino Ocupado. Se recopilaron datos básicos de referencia y se los evaluó para determinar los efectos de las migraciones forzadas sobre el acceso de los adolescentes a la información y los servicios de salud reproductiva.
    .
  • En Sierra Leona, el UNFPA realizó una encuesta sobre conocimientos, actitudes y comportamientos, a fin de determinar el grado de conciencia sobre el VIH/SIDA entre el personal de mantenimiento de la paz de la Misión de las Naciones Unidas en Sierra Leona (UNAMSIL).

CAPACITACIÓN Y EDUCACIÓN

El UNFPA apoya actividades de asesoramiento, educación y capacitación que ayudan a las personas vulnerables a obtener acceso a los servicios necesarios para protegerse a sí mismas contra el embarazo no deseado, la violencia por motivos de género, el VIH/SIDA y otras ITS.

  • En 2003, conjuntamente con la Comisión de Mujeres para las Mujeres y los Niños Refugiados, el Comité Internacional de Refugiados y la Universidad de Columbia, el UNFPA apoyó cursos de capacitación sobre la provisión de servicios ymateriales de salud reproductiva en situaciones de emergencia.
    .
  • El asesoramiento para los refugiados recientemente llegados a Meheba (Zambia noroccidental) es un aspecto de los servicios de salud reproductiva ofrecidos a partir de 1999 por la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA), con el apoyo del UNFPA. Hay en Meheba más de 50.000 refugiados, procedentes principalmente de Angola y de la República Democrática del Congo, aunque también hay menores cantidades procedentes de Rwanda, Burundi y otros países de la región.
    .
  • A fin de fomentar la capacidad de su personal, el UNFPA ofreció en Nueva York talleres en dos esferas clave: violencia sexual y por motivos de género en situaciones de emergencia; y manera de aplicar en la etapa inicial de una crisis el Conjunto Mínimo de Servicios Iniciales (MISP). El MISP abarca diversos objetivos y actividades para satisfacer un cierto número de requisitos mínimos en una situación de emergencia.

PROMOCIÓN Y CREACIÓN DE CONCIENCIA

Además de la asistencia directa, el UNFPA vela por que se incluyan las cuestiones de salud reproductiva, género y población en las actividades de asistencia humanitaria y rehabilitación emprendidas por la comunidad internacional, las autoridades locales y la sociedad civil.

  • En octubre de 2003, el UNFPA y la OMS copatrocinaron una reunión del Grupo Interinstitucional de Trabajo sobre la salud reproductiva en situaciones de emergencia, integrado por 50 miembros dedicados a la asistencia humanitaria, entre ellos organismos de las Naciones Unidas, ONG e instituciones académicas.
    .
  • En 2003, el UNFPA inició Frontlines: News from the Field, un boletín electrónico que informa acerca de las respuestas de asistencia humanitaria.