UNFPA La labor del UNFPA, 2003
Regresar al Menú Principal
 

SALUD REPRODUCTIVA Y MATERNIDAD SIN RIESGO

La diferencia entre la vida y la muerte, la salud y la discapacidad. De la planificación de la familia a la atención obstétrica para salvar vidas.

Los déficit en la atención de la salud reproductiva son la causa de casi la quinta parte de la carga de morbilidad y defunción prematura en todo el mundo, y de una tercera parte de la morbilidad y las defunciones entre mujeres en edad de procrear. Esos déficit podrían subsanarse y sería posible salvar millones de vidas, si se efectuaran inversiones en esta esfera de alta eficacia en función de los costos, inclusive servicios y suministros anticonceptivos que ahora escasean gravemente en todo el mundo.

Las inversiones en salud reproductiva arrojan un alto nivel de utilidades. Los servicios de salud reproductiva, especialmente los que atienden a los más pobres y más necesitados, no sólo mejoran la calidad de la vida de las personas y las familias, sino que también contribuyen al crecimiento económico, a la equidad social y de género, y a la gobernabilidad democrática. En particular, una suficiente financiación de los programas que posibilitan que los jóvenes eviten el embarazo no deseado, el alumbramiento en malas condiciones y las infecciones de transmisión sexual (ITS) redundaría en un apreciable beneficio para el desarrollo y también contrarrestaría la propagación del VIH/SIDA.

A continuación se indican algunas esferas fundamentales del apoyo del UNFPA, con ejemplos de su acción en materia de planificación de la familia, maternidad sin riesgo, fístula obstétrica, salud reproductiva de los adolescentes, violencia por motivos de género, seguridad de los productos de salud reproductiva y acceso y calidad de los servicios.

PLANIFICACIÓN DE LA FAMILIA

Un mayor acceso a los servicios de planificación de la familia es un signo de progreso: en los países en desarrollo. Actualmente, un 60% de las parejas casadas están utilizando métodos anticonceptivos modernos, en comparación con entre 10% y 15% en 1960. Pero, aún así, hay en todo el mundo más de 200 millones de mujeres que necesitan tener acceso a una gama completa de métodos eficaces y modernos de planificación de la familia para poder espaciar sus alumbramientos o limitar el tamaño de sus familias. En algunos países, más de la mitad de las mujeres afirman que habrían preferido aplazar o evitar su alumbramiento más reciente. Y de los 190 millones de mujeres que quedan embarazadas cada año, más de 50 millones recurren al aborto, en muchos casos realizados en malas condiciones.

El UNFPA apoya programas voluntarios de planificación de la familia que ayudan a las parejas a planificar el tamaño de sus familias, protegen la salud de las madres y de sus hijos, realzan el bienestar de la familia y acrecientan la participación de los hombres en las decisiones sobre planificación de la familia y salud reproductiva. Además, el UNFPA proporciona artículos anticonceptivos en apoyo de esos programas y para satisfacer los pedidos de los donantes internacionales.

  • En Nigeria, el UNFPA mantuvo en 2003 la disponibilidad permanente de al menos cinco métodos anticonceptivos en 540 centros de provisión de servicios. En los 12 estados que abarcó el Programa para el país, al menos un 80% de los establecimientos ofrecieron una combinación de planificación de la familia y medidas para combatir las infecciones de transmisión sexual (ITS), inclusive el asesoramiento sobre el VIH/SIDA. Con el apoyo especial del Canadá, esas acciones se están ampliando para mejorar la logística del suministro de anticonceptivos y otros elementos esenciales de salud reproductiva.
    .
  • El UNFPA colabora con las fuerzas armadas de muchos países para llegar a los hombres con información, educación y servicios de planificación de la familia, prevención del VIH, reducción de la violencia por motivos de género y otras cuestiones de salud reproductiva. Un nuevo documento en forma digital, titulado Enlisting the Armed Forces to Protect Reproductive Health and Rights: Lessons from Nine Countries, ofrece las “lecciones adquiridas” en la ejecución de proyectos en nueve organizaciones mililtares.
Una inversión que vale la pena

Un nuevo informe fundamenta la necesidad de aumentar la financiación con destino a servicios de salud reproductiva— particularmente en países pobres—ilustrando los efectos sociales e individuales desusadamente amplios que tienen las inversiones en salud reproductiva. El Alan Guttmacher Institute y el UNFPA han publicado conjuntamente Adding It Up: The Benefits of Investing in Sexual and Reproductive Health Care (Salud sexual y reproductiva: Una inversión que vale la pena).

Los beneficios potenciales para la salud son de enorme magnitud, explica el informe. Cada año, los programas en curso en países en desarrollo aportan anticonceptivos a los 500 millones de mujeres que no quieren quedar embarazadas y esos programas ya están previniendo: 187 millones de embarazos no deseados; 60 millones de alumbramientos no planificados; 105 millones de abortos inducidos; 22 millones de abortos espontáneos; 2,7 millones de defunciones de menores de un año; 215.000 defunciones debidas al embarazo; y 685.000 posibles huérfanos.

MATERNIDAD SIN RIESGO

Salvar vidas de mujeres es el objetivo más fundamental del UNFPA. Cada minuto, una mujer pierde la vida debido a complicaciones relativas al embarazo; no obstante, esas defunciones, en su mayoría, son susceptibles de prevención. En todo el mundo, la disparidad entre países ricos y países pobres en lo concerniente a la salud de las madres es el indicador de salud que presenta variaciones más amplias.

El Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD) y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (MDG) exhortan a los países a reducir sustancialmente las defunciones de madres antes de 2015. La estrategia del UNFPA es proporcionar servicios voluntarios de planificación de la familia a fin de reducir los embarazos no deseados y velar por que todas las mujeres cuenten con la asistencia de personal de salud capacitado durante el embarazo y el parto, y que tengan acceso a la atención médica de emergencia cuando surjan complicaciones.

  • El acceso sin tardanza a la atención obstétrica de emergencia de las embarazadas fue el tema de una conferencia de tres días de duración sobre la reducción de la mortalidad derivada de la maternidad a la que asistieron 300 participantes procedentes de 50 países. La reunión formó parte de Averting Maternal Death and Disability (AMDD), un programa conjunto de Columbia University y el UNFPA, junto con el UNICEF, CARE y Save the Children.
    .
  • Tras las evaluaciones preliminares de la asistencia obstétrica de emergencia en Nicaragua, el programa conjunto UNFPA/AMDD rehabilitó establecimientos de salud, publicó un manual de estándares y protocolos, impartió capacitación al personal de obstetricia y estableció un sistema de remisión de pacientes a establecimientos de mayor capacidad.
    .
  • En la remota aldea rural de Goudiry (Senegal), y con el apoyo del UNFPA, se amplió una pequeña clínica de salud para convertirla en un centro mucho mayor y mejor equipado de atención obstétrica. Los servicios abarcan: la atención de las complicaciones del embarazo, los reconocimientos médicos prenatales, las verificaciones por ultrasonido, los suministros de anticonceptivos, la prevención del VIH y la información acerca de la salud reproductiva..

FÍSTULA OBSTÉTRICA

La fístula obstétrica es un trastorno grave relativo al embarazo y causado por un trabajo de parto obstruido y prolongado. La mujer afectada, que suele ser muy joven, sufre incontinencia crónica y en la mayoría de los casos, su hijito muere.

El UNFPA ha iniciado una Campaña mundial de prevención y tratamiento de la fístula y en 2003 proporcionó apoyo al respecto a unos 20 países de África al Sur del Sahara, el Asia meridional y la región de los países árabes. Las estrategias abarcan aplazar el matrimonio y el embarazo de las adolescentes, aumentar el acceso a los servicios de planificación de la familia, proporcionar acceso a la atención médica de todas las embarazadas, asegurar la asistencia obstétrica de emergencia (inclusive operaciones cesáreas) para todas las mujeres que presentan complicaciones, y reparar los daños físicos mediante un tratamiento médico con cirugía reconstructiva y también reparar los daños emocionales mediante el asesoramiento psicosocial.

  • En junio de 2003, el UNFPA y la organización Engender Health publicaron un informe, el primero que indicó la localización de la fístula obstétrica en África al Sur del Sahara; en ese informe se postula que las actuales estadísticas sobre el número de mujeres que viven con la fístula—estimado en dos millones—son demasiado bajas, dado que están basadas en el número de pacientes que acuden a establecimientos médicos en procura de tratamiento. En el informe se afirma que, solamente en Nigeria, tal vez haya hasta un millón de mujeres que viven con la fístula.
    .
  • El UNFPA colaboró con el Gobierno de Bangladesh, donde, según se estima, hay 70.000 mujeres que viven con la fístula, a fin de establecer un Centro para el tratamiento de la fístula en el Colegio Médico de Dhaka, que proporcionará tratamiento a esos casos y capacitará a encargados de prestar servicios en el Asia meridional.
    .
  • En Zambia, la dependencia de reparación de la fístula en el Hospital de la Misión de Monze ha creado conciencia sobre ese problema, aumentando las remisiones de pacientes a establecimientos que pueden dispensar tratamiento y ha mejorado la calidad de la atención, con el apoyo del UNFPA.
    .
  • El UNFPA adquirió equipo y suministros médicos para el único Centro de fístula existente en el Sudán, donde ocho médicos, a título voluntario, prestan servicios en un quirófano. Entre 1994 y 2000, ese Centro en Jartum dispensó tratamiento a más de 700 mujeres afectadas por la fístula.
Una paciente de fístula, después de recibir tratamiento en el Hospital Nacional de Niamey (Níger), apoyado por el UNFPA, acompañada por los hijos de otras pacientes en el recinto del hospital..

Photo: Carrie Svingen

SALUD REPRODUCTIVA DE LOS ADOLESCENTES

Hay en el mundo más de mil millones de personas de entre 10 y 19 años de edad, la mayor cantidad de adolescentes registrada en la historia. La mitad de ellos son pobres; uno de cada cuatro vive en situación de extrema pobreza, con menos de un dólar diario. En los países en desarrollo hay actualmente unos 82 millones de niñas de entre 10 y 17 años de edad que ya estarán casadas antes de cumplir 18 años, lo cual perturbará su educación, limitará sus oportunidades y acrecentará el peligro de procreación precoz.

La necesidad insatisfecha de servicios de planificación de la familia entre los adolescentes es dos veces mayor que la registrada para la población de adultos, pese a los innegables riesgos que corren los adolescentes: las jóvenes de entre 15 y 19 años tienen probabilidades dos veces superiores a las de las mujeres mayores de 20 años de morir en el parto y, de los 14 millones de adolescentes que dan a luz cada año, muchas enfrentan graves enfermedades relacionadas con el embarazo y al menos cinco millones se someten a abortos realizados en malas condiciones.

  • La Alianza Africana de la Juventud (AYA), con el apoyo del UNFPA y otros aliados, está aumentando la escala de programas integrales de desarrollo en beneficio de los adolescentes, inclusive actividades de comunicación para lograr el cambio en los comportamientos y de fomento de la capacidad de grupos de jóvenes e instituciones nacionales, en Botswana, Ghana, la República Unida de Tanzanía y Uganda.
    .
  • La Iniciativa sobre Niñas Adolescentes promovió en 11 países el diálogo de políticas sobre cuestiones relativas a las adolescentes con los gobiernos, las ONG, los grupos de acción comunitarios y los adolescentes. Ésa es una iniciativa conjunta del UNFPA, el UNICEF y la OMS, financiada por la Fundación pro Naciones Unidas.
    .
  • La Iniciativa de la Comisión Europea y el UNFPA para la Salud Reproductiva en Asia ha colaborado con 19 ONG europeas y más de 60 aliados locales para mejorar la salud reproductiva en Bangladesh, Camboya, Nepal, el Pakistán, la República Democrática Popular Lao, Sri Lanka y Viet Nam.
    .
  • En noviembre, el UNFPA junto con Action Health Incorporated, una ONG nigeriana, dio a conocer un folleto para orientación sobre la comunicación entre los progenitores y los jóvenes al tratar temas delicados. El folleto, titulado Can’t We Talk About It? A Self-help Guide for Talking with You Adolescent, fue preparado en un esfuerzo por salvar vidas de adolescentes, ayudándolos a evitar peligros, como el VIH/SIDA.
    .
  • En Angola, el UNFPA brindó apoyo a programas escolares piloto relativos a educación sobre población y vida en familia y para instrucción de docentes en tres provincias. Se impartió información sobre salud reproductiva de los adolescentes, cuestiones de género, ITS y VIH/SIDA a los estudiantes de 20 escuelas, quienes más tarde actuaron como educadores de otros jóvenes.
    .
  • En el informe del UNFPA El Estado de la Población Mundial 2003 se destaca que satisfacer las necesidades de los adolescentes en materia de salud reproductiva es una urgente prioridad en la lucha mundial contra la pobreza y el VIH/SIDA. Los países que asignan prioridad a las inversiones en educación y salud recuperarán con creces su inversión, en forma de progreso hacia el desarrollo, se indica en el informe, en el que figuran ejemplos de proyectos que reciben apoyo del UNFPA, combinando las aptitudes para la vida y la educación sobre la sexualidad, así como el asesoramiento de jóvenes por otros jóvenes y el acceso a servicios acogedores para los jóvenes, muchas veces incorporando también capacitación para el empleo.

VIOLENCIA POR MOTIVOS DE GÉNERO

La violencia por motivos de género perpetúa la pobreza, al reducir la capacidad de trabajo de la mujer fuera del hogar, su movilidad y su acceso a la información, así como la asistencia de los niños a la escuela. Además, la violencia por motives de género constituye una conculcación de los derechos humanos. El UNFPA colabora con sus aliados a fin de contribuir a reducir tanto como sea posible los casos de violencia sexual y ofrecer tratamiento al respecto, proporcionar suministros y asistencia médica que salvan vidas de embarazadas y contrarrestar la propagación del VIH/SIDA.

  • En Timor Leste, agentes de policía participaron en cursos de capacitación para proteger a las víctimas de violencia doméstica y enjuiciar a los perpetradores. El UNFPA también brindó apoyo a un grupo que presentaba obras teatrales para crear conciencia en la comunidad; además, el UNFPA colaboró con representantes gubernamentales, de comunidades locales, de la iglesia y de grupos de mujeres.
    .
  • El 25 de noviembre, el Día para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el UNFPA dio a conocer en la Web un filme titulado "Mujeres, guerra, salud" de tres minutos de duración, que fue traducido a nueve idiomas y destaca la urgente necesidad de proteger la salud de las mujeres en situaciones de guerra y en campamentos de refugiados.
    .
  • En una conferencia celebrada en Roma en septiembre se pasó revista a la nueva Guía de programación del UNFPA, para uso de los encargados de servicios de salud, relativa a la violencia por motivos de género; ese examen se realizó después de ensayos piloto en diez países. En Líbano, el proyecto estableció adónde se podía prestar atención a las mujeres, elaboró materiales de información y promoción, diseñó instrumentos de monitoreo y tradujo la guía al árabe. En Rumania, el proyecto impartió capacitación para sensibilizar al personal médico, elaboró folletos y volantes, estableció cuáles eran los establecimientos donde se prestaba atención a las mujeres y apoyó la creación de una estrategia nacional sobre violencia doméstica.
    .
  • En la escuela Waa, en Kwale y Narok (Kenya), el UNFPA apoyó en 2003 servicios de promoción y asesoramiento para niñas rescatadas e inspiró el apoyo financiero del Ministerio de Educación. Los servicios ayudan a que las niñas que se han escapado de su hogar regresen sin correr riesgos de corte genital o matrimonios forzados.
    .
  • En un folleto se proporcionó información sobre la chocante disminución del número de niñas, en comparación con el número de niños varones, ocurrida en la India en el último decenio. infanticidio. Dicho folleto, titulado Missing: Mapping the Adverse Child Sex Ratio in India, fue compilado en 2003 por la Oficina del Registro Civil General de la India y el Comisionado del Censo, el Ministerio de Salud y Bienestar de la Familia y el UNFPA.

SEGURIDAD EN EL ABASTECIMIENTO DE PRODUCTOS ANTICONCEPTIVOS

La grave escasez a escala mundial de servicios y suministros anticonceptivos no sólo contribuye al embarazo no deseado, sino que además está cobrándose vidas debido a las enfermedades relacionadas con el embarazo y el aborto realizado en malas condiciones. El UNFPA, la mayor fuente multilateral mundial de productos de salud reproductiva, trata de velar por un abastecimiento seguro y una posibilidad de opción entre diferentes anticonceptivos y otros productos de salud reproductiva, para satisfacer las necesidades de las personas, en el momento correcto y en el debido lugar.

  • En más de 50 países se introdujeron nuevos programas electrónicos para ayudar a seguir la pista a las existencias y las entregas de anticonceptivos, condones (preservativos) y otros productos de salud reproductiva. El programa Country Commodity Manager (CCM) posibilita que los usuarios detecten la escasez potencial, repongan las existencias cuando es necesario y “truequen” productos entre un país donde hay superávit y otro donde se los necesita urgentemente.
    .
  • El UNFPA y la OMS dieron a conocer una lista de suministros para contribuir a la planificación y la gestión de programas de salud reproductiva, con el título Medicamentos esenciales y otros productos para servicios de salud reproductiva.
    .
  • El Pakistán suscribió en 2003 un acuerdo con el UNFPA a fin de ampliar sustancialmente la entrega de productos y servicios de salud reproductiva en los próximos cinco años. Está aumentando el uso de anticonceptivos en el Pakistán, país que tiene una de las más altas tasas de crecimiento de la población en el mundo, así como altos índices de mortalidad derivada de la maternidad.
    .
  • En 2003 se llevó a término una serie de talleres regionales sobre Estrategia del UNFPA para la Seguridad de Productos de Salud Reproductiva (RHCS), con lo cual se preparó a los representantes del UNFPA y a los funcionarios homólogos de gobiernos nacionales para que integren la estrategia en los programas nacionales de salud.
    .
  • En 2003 continuó ampliándose la introducción de condones femeninos, en particular para la prevención del VIH. El UNFPA logró vincular la promoción del condón con iniciativas sensibles a las cuestiones de género, a fin de facultar a las mujeres y dotarlas de aptitudes de negociación. A partir de 1999 se han suministrado más de 19 millones de condones femeninos en las regiones de África, Asia y América Latina, gracias a acciones conjuntas con el ONUSIDA, la OMS y la Female Health Company.

Las alianzas son fundamentales para promover la seguridad en el abastecimientos de productos.
En 2003, el UNFPA cooperó estrechamente con asesores para el desarrollo, entre ellos la OMS, el Banco Mundial, la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF), la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), John Snow, Inc. (JSI), Management Sciences for Health (MSH) y el Programa para la Tecnología Apropiada en Salud (PATH).

En las estaciones de metro de Caracas (Venezuela), se exhiben carteles de una campaña del UNFPA con mensajes para prevenir la violencia doméstica, el embarazo en la adolescencia y las infecciones con el VIH.

Photo: Marianella Cardenas/UNFPA

ACCESO Y CALIDAD

Los aspectos centrales de las acciones que apoya el UNFPA para ampliar el acceso a los servicios de salud reproductiva y mejorar su calidad, especialmente en los países más pobres, son: ampliar los medios de acción de la mujer, velar por la vigencia de los derechos reproductivos y las cuestiones de género, y promover la movilización de las comunidades.

  • La exitosa iniciativa titulada Stronger Voices for Reproductive Health agregó en 2003 una dimensión de “lecciones aprendidas” a su sitio Web, describiendo la calidad de la atención en seis países: la India, Kirguistán, Mauritania, Nepal, el Perú y la República Unida de Tanzanía. Esta iniciativa, emprendida en forma conjunta por el UNFPA, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la OMS y el UNICEF, fue iniciada en 2001 con financiación de la Fundación pro Naciones Unidas.
    .
  • En marzo de 2003, el UNFPA proporcionó al Gobierno del Sudán seis nuevos vehículos con tracción en las cuatro ruedas, equipados como ambulancias. Esos vehículos aseguran el acceso a la atención de emergencia, en particular para las embarazadas que la necesitan sin tardanza. Las tasas de mortalidad derivada de la maternidad en el Sudán figuran entre las más altas del mundo.

DÍA MUNDIAL DE LA POBLACIÓN

"Mil millones de adolescentes están a punto de ingresar en su etapa reproductiva”, anunció la campaña de carteles para el Día Mundial de la Población, 11 de julio de 2003. A esa campaña anual, que durante los últimos 14 años ha creado conciencia sobre cuestiones de población, destacó el derecho de los jóvenes a tener acceso a la información y los servicios que necesitan para disfrutar de vidas saludables y productivas.

  • En el Afganistán, las niñas de la escuela secundaria Al Fatah asistieron en el Día Mundial de la Población a un foro en que los líderes gubernamentales afirmaron que el matrimonio precoz limita las perspectivas educacionales de las niñas y amenaza su salud.
    .
  • La observancia del Día Mundial de la Población en Túnez abarcó una conferencia organizada por el UNFPA y la Oficina Nacional de la Familia y la Población, en la cual se suscribieron varios convenios de alianza con ONG locales. Esas alianzas se concertaron para la ejecución de un nuevo proyecto, apoyado por el UNFPA, sobre salud reproductiva de los adolescentes.
    .
  • En Turkmenistán, las actividades del Día Mundial de la Población para los jóvenes incluyeron un programa televisivo de acertijos y un concurso de ensayos sobre cuestiones de población. Los medios de difusión incluyeron un premio a los mejores servicios de salud reproductiva, además de programas musicales y deportivos en ocasión del Día, que fue celebrado conjuntamente por el UNFPA y sus aliados en los ministerios gubernamentales.