UNFPA La labor del UNFPA, 2001
Back to Main Menu
 

ALIANZAS Y RECAUDACIÓN DE FONDOS
Fortalecer las principales alianzas para realzar la eficacia. Las alianzas estratégicas y el apoyo sostenido realzan el liderazgo del UNFPA.

Las alianzas más firmes auguran una mayor eficacia en todas las cuestiones de interés del UNFPA. En 2002, aumentó sostenidamente el círculo de nuestros aliados. Se entablaron alianzas clave con organismos que comparten metas comunes y reconocen el papel central de la salud reproductiva en la reducción de la pobreza, la vigencia de los derechos humanos y muchos otros aspectos del desarrollo.

Se fortalecieron alianzas y redes entre distintos países y dentro de un mismo país mediante las asociaciones estratégicas con gobiernos, organizaciones no gubernamentales, organismos de las Naciones Unidas, entidades del sector privado y particulares. También se entablaron alianzas con parlamentarios, fundaciones, universidades, medios de difusión, instituciones financieras internacionales, donantes y organizaciones multilaterales y bilaterales.

Las firmes alianzas posibilitan que el UNFPA multiplique los efectos de sus limitados recursos y comparta sus excepcionales conocimientos especializados. Al contar con sus aliados, el Fondo acrecienta su fortaleza para el cumplimiento de las promesas formuladas en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

GOBIERNOS

En 2002, el más importante donante al UNFPA fue el Gobierno de los Países Bajos, que aportó 55, 8 millones de dólares. Hubo 135 países — número sin precedentes — que prometieron efectuar contribuciones.

No sólo los países donde se realizan programas demostraron su apoyo mediante sus promesas de contribuciones, sino que además varios importantes donantes acrecentaron sus contribuciones para ayudar al UNFPA a superar un sustancial déficit en sus recursos ordinarios. También en 2002, fue importante que la Unión Europea suscribiera un acuerdo con el UNFPA por valor de 20 millones de euros para ayudar a mejorar los servicios de salud reproductiva en ocho países africanos y dos caribeños afectados por altas tasas de VIH/SIDA y de mortalidad derivada de la maternidad.

En diciembre, ministros y altos funcionarios de 35 países se comprometieron a asignar prioridad a las cuestiones de población y salud reproductiva a fin de reducir la pobreza. En la Quinta Conferencia de Población de Asia y el Pacífico, celebrada en Bangkok, los dirigentes exhortaron a intensificar los esfuerzos y aumentar los recursos a fin de proporcionar servicios de salud reproductiva, combatir el SIDA y proteger a los adolescentes contra embarazos no deseados o precoces e infecciones de transmisión sexual. Los dirigentes también convinieron en que el progreso en cuestiones como la desigualdad de género, la migración, la urbanización y el envejecimiento está estrechamente vinculado a las posibilidades de erradicar la pobreza.

ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES

Las ONG son importantes aliados a escala mundial, regional y local. Abarcan desde grupos comunitarios que realizan proyectos con el apoyo del UNFPA hasta grupos mundiales que recaudan fondos y crean conciencia. En 2002 se efectuaron las tareas preliminares llegar a intercambiar conocimientos por vía electrónica con ONG, parlamentarios y otros aliados.

La organización Rotary International renovó su compromiso de colaborar con el UNFPA en cuestiones de población y desarrollo. Entre las acciones conjuntas cabe mencionar la iniciación en 2002 de una campaña de concienciación sobre el VIH/SIDA en la India y una iniciativa sobre salud reproductiva en México. Este año continuó la cooperación del UNFPA con la Comisión Europea en la Iniciativa para la Salud Reproductiva en Asia, que ha colaborado con 19 ONG europeas y más de 60 aliados locales a fin de mejorar la salud reproductiva y sexual en siete países del Asia meridional y sudoriental. El UNFPA también suscribió un Memorando de Entendimiento con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja para reforzar su cooperación en la prestación de servicios de salud reproductiva, en particular a las mujeres refugiadas.

Los programas que promueven la cooperación Sur-Sur son importantes para el desarrollo. En 2002, la ONG colombiana PROFAMILIA capacitó a 149 profesionales de 17 países de América Latina y el Caribe y proporcionó asistencia técnica a nueve instituciones en seis países. Con el apoyo del UNFPA, 853 profesionales procedentes de 20 países han recibido capacitación desde 1999.

La salud reproductiva de los adolescentes fue tema de diversas acciones de varias ONG. Por conducto de la Alianza Africana de la Juventud, se constituyó un foro de 20 líderes religiosos bajo los auspicios del Consejo Cristiano de Botswana, a fin de promover la salud sexual y reproductiva de los adolescentes. Las organizaciones Save the Children (UK) y Pharmaciens sans frontières, Comité international, se sumaron al UNFPA en Camboya para apoyar un proyecto de capacitación en que participaron monjes budistas y ONG, entre ellas la Organización de Mujeres para la Economía Moderna y la Enfermería, la Organización Local de Apoyo a Jóvenes y Niños y la Operación Niños de Battambang.

En mayo, el UNFPA y el Population Council organizaron un taller para pasar revista a las experiencias en materia de salud reproductiva de los adolescentes y desarrollo social y considerar nuevas orientaciones de la programación.

En virtud de un proyecto conjunto de la Asociación de Planificación de la Familia de Kenya y el UNFPA, promotores de la juventud recorrieron 20 distritos de ese país. Los jóvenes hablaron con grupos comunitarios acerca de la educación de la niña y la importancia de eliminar las prácticas del matrimonio precoz y forzado y de la mutilación genital femenina.

Conferencia Internacional de Parlamentarios, 2002, sobre la aplicación del Programa de Acción de la CIPD

En noviembre,se congregaron en el Parlamento canadiense más de 100 parlamentarios procedentes de 70 países,para determinar las acciones encaminadas a promover los derechos reproductivos de la mujer,mejorar su acceso a los servicios de salud reproductiva, reducir la mortalidad derivada de la maternidad y prevenir la propagación del VIH/SIDA. El temario incluyó las maneras de obtener financiación y fortalecer leyes, políticas y servicios, de modo que todas las mujeres y todos los hombres puedan disfrutar del derecho a la salud reproductiva.

La conferencia culminó con el Compromiso de Ottawa, en que se indican acciones concretas que han de emprender los legisladores en sus países a fin de poner en práctica el Programa de Acción de El Cairo, de la CIPD, inclusive procurar que se destine del 5% al 10% de los presupuestos nacionales de desarrollo a programas de población y salud reproductiva.

ORGANISMOS DE LAS NACIONES UNIDAS

El programa ONUSIDA designó al UNFPA como recurso en el sistema de las Naciones Unidas en relación con los jóvenes y la programación sobre condones y el Fondo siguió copresidiendo con el UNIFEM el Equipo Interinstitucional de Tareas sobre Género y VIH/SIDA. Con fondos del ONUSIDA se apoyó un proyecto de integración de la salud reproductiva en los programas de organizaciones juveniles en los Estados árabes.

Junto con la OMS, se elaboraron y difundieron ampliamente directrices simplificadas para la atención de la salud; y con el UNICEF se preparó un módulo de capacitación sobre atención obstétrica básica de emergencia. Tanto la OMS como el UNICEF se sumaron al UNFPA en los países de Europa oriental y el Asia central para promover la educación de jóvenes por otros jóvenes, la educación sobre aptitudes para la vida y los servicios acogedores para los jóvenes.

Junto con el Banco Mundial, se impartió un curso de capacitación a fin de mejorar los conocimientos prácticos del personal del UNFPA en la gestión de procesos normativos relativos a cuestiones de población, salud reproductiva y reforma del sector de salud. El UNFPA también participó en un taller de alto nivel para congregar a los aliados en apoyo de la iniciativa del Banco Mundial sobre países de bajos ingresos en situación de estrés. Además, el UNFPA y el Banco Mundial ampliaron su colaboración en cuestiones de salud reproductiva, género y cultura. Las actividades conjuntas incluyeron el intercambio de experiencias y publicaciones, el monitoreo de indicadores y la elaboración de módulos de capacitación para incorporar cuestiones de género.

Jane Roberts, de California (a la derecha), y Lois Abraham, de New Mexico, iniciaron la campaña “34 Millones de Amigos” a fin de recaudar fondos y demostrar su apoyo, cuando la Administración de los Estados Unidos retuvo 34 millones de dólares destinados al UNFPA, en julio de 2002.Trabajando desde sus hogares, las dos mujeres estadounidenses, que no se conocían de antemano, desencadenaron un movimiento sin precedentes de las comunidades de base.Día tras día han ido llegando al UNFPA centenares de cartas con billetes de un dólar, y otras con generosos cheques y cordiales mensajes. El Comité pro UNFPA de los Estados Unidos, que apoya la labor del Fondo mediante tareas de promoción, educación y recaudación de fondos, ha participado activamente en esa campaña.

Photo: William A.Ryan/UNFPA

FUNDACIONES

El apoyo financiero de las fundaciones posibilita que el UNFPA seleccione actividades específicas necesitadas de apoyo. Desde su establecimiento en 1998 por el líder empresarial estadounidense Ted Turner, la Fundación pro Naciones Unidas ha aportado al UNFPA más de 44 millones de dólares. En 2002, la Fundación aportó fondos en apoyo de un proyecto mundial para mejorar la calidad de los servicios de salud en seis países: la India, Kirguistán, Mauritania, Nepal, el Perú y la República Unida de Tanzanía. Además, los recursos de la Fundación siguieron apoyando la respuesta humanitaria del Fondo en situaciones de crisis.

La Hewlett Foundation otorgó al UNFPA un subsidio de un millón de dólares para el fortalecimiento de sus actividades de promoción. Esto posibilitó que el Fondo estableciera una oficina en Tokio, organizara una importante conferencia de parlamentarios y creara un nuevo puesto para especialistas en asuntos parlamentarios y públicos y de las ONG.

La Bill &Melinda Gates Foundation apoyó a asociados del UNFPA, inclusive la Alianza Africana de la Juventud, y a lo largo de varios años aportó 56, 7 millones de dólares.

El Dr.Kwasi Odoi-Agyarko (a la izquierda), Director Ejecutivo de la organización Rural Help Integrated (Ayuda rural integrada) en Ghana, recibe el Premio de Población de las Naciones Unidas 2002 de manos de Gillian Sorensen, Subsecretaria General de las Naciones Unidas para Relaciones Externas. El Premio se ha otorgado en reconocimiento de su contribución individual a las cuestiones de población. El proyecto del laureado, que recibe el apoyo del UNFPA, tiene el propósito de prestar servicios a los campesinos pobres en comunidades de difícil acceso, donde la mutilación genital femenina es uno entre numerosos problemas. El Premio de Población a una institución fue conferido a la organización EngenderHealth, de los Estados Unidos.

Photo: Eskinder Debebe/UN

 

COLABORACIÓN ACADÉMICA

Varias universidades de todo el mundo colaboran con el UNFPA, realizando investigaciones, analizando datos, participando en tareas de capacitación y formulando programas académicos que contribuyen al fomento de la capacidad nacional en materia de población y desarrollo.

En 2002, el UNFPA continuó la lucha contra la fístula obstétrica y su labor para mejorar los servicios de atención obstétrica de emergencia, mediante su colaboración con el programa AMDD, “Evitar la Muerte y Discapacidad Maternas”, de la Universidad de Columbia, y también con la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia. Merced a esta colaboración, también se ejecutaron proyectos de asistencia obstétrica de emergencia y mejora de la recopilación de datos en la India, Marruecos, Mozambique y Nicaragua. La Universidad de Zambia está realizando investigaciones sobre cuestiones de género, con el apoyo del UNFPA, para aumentar la eficacia de las tareas de educación y promoción.

EMBAJADORES DE BUENA VOLUNTAD DEL UNFPA

Los Embajadores de Buena Voluntad del UNFPA aprovecharon su condición de personas célebres para señalar a la atención del público las cuestiones de salud reproductiva y derechos reproductivos. Muchos de ellos también crean conciencia, actuando como portavoces de la “Campaña Cara a Cara ” en pro de los derechos de la mujer.

  • La Embajadora de Buena Voluntad del UNFPA Goedele Liekens produjo una película documental acerca de la fístula obstétrica durante una visita realizada a Etiopía en octubre de 2002. El programa, de 45 minutos de duración, titulado The Pain of Labour that Never Ends, (El interminable dolor de parto), fue presentada a un público de un millón de personas en Bélgica y los Países Bajos.

  • En una visita a Nicaragua efectuada por Kattis Ahlstrom, locutora de televisión y reportera de Suecia; Hanne-Vibeke Holst, autora dinamarquesa; Kari Jaquesson, locutora televisiva de Noruega; y Mikko Kuustonen, cantante de Finlandia, se crearon mensajes sobre salud de los adolescentes para los medios de difusión.

  • En una reunión de personas célebres promotoras de causas de las Naciones Unidas, celebrada en junio, participaron 19 Embajadores de Buena Voluntad del UNFPA. Los intercambios de ideas sobre promoción y emergencias olvidadas fueron facilitados por la ex Miss Universo Wendy Fitzwilliam, de Trinidad y Tabago, y por Goedele Liekens, personalidad televisiva de Bélgica.