UNFPA La labor del UNFPA, 2001
Back to Main Menu
 


Thoraya Ahmed Obaid, 
UNFPA's Executive Director


Panorama general 

Los países en desarrollo que han efectuado inversiones en servicios de planificación de la familia, familias más pequeñas y un más lento crecimiento de la población, han acrecentado su productividad, aumentado sus ahorros y efectuado más inversiones productivas.Esto confirma lo que siempre hemos sabido: los servicios de salud reproductiva y la información al respecto mejoran las vidas de los pobres, en especial de las mujeres. Al prestar mayor atención a las políticas de población y salud reproductiva, y aumentar los recursos destinados a ese sector, lograremos realmente un mayor progreso en nuestras acciones encaminadas a reducir la pobreza y la mortalidad de madres y niños, frenar la propagación del SIDA y asegurar un desarrollo sostenible.

En este informe anual, señalamos a la atención las numerosas maneras diferentes en que el UNFPA está trabajando para reducir la pobreza mediante la satisfacción de las necesidades de los países en desarrollo en materia de salud reproductiva, especialmente en las poblaciones más pobres y más vulnerables.

En 2002, el UNFPA continuó prestando apoyo a los programas de planificación de la familia para salvar vidas de madres y salvaguardar el derecho de las parejas a planificar el tamaño de sus familias. El Fondo también brindó asistencia de emergencia en cuestiones de salud reproductiva a los habitantes de 22 países y territorios que estaban atravesando por situaciones de crisis. En materia de prevención del VIH/SIDA, el UNFPA prosiguió su colaboración con sus aliados, en particular el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), a fin de crear conciencia sobre la infección y promover métodos eficaces de prevención, inclusive la programación
sobre condones. Para prestar asistencia a la planificación gubernamental, el UNFPA apoyó la realización de censos e investigaciones demográficas en varios países, entre ellos el Afganistán y Albania, que carecen de los datos indispensables para satisfacer las necesidades de sus pueblos.

En octubre de 2002, el Fondo emprendió en 11 países africanos una campaña para eliminar la fístula obstétrica, lesión causada por el parto prolongado. El tratamiento quirúrgico de esta devastadora lesión posibilita que las mujeres reanuden vidas normales.

A los fines del fortalecimiento general del UNFPA, al cabo de 18 meses hemos finalizado un proceso de transición hacia una organización más eficaz, basada en resultados y que responda mejor a las necesidades.Entre los numerosos cambios introducidos cabe mencionar el diseño de una nueva identidad visual y de un sitio Web. En 2002, el UNFPA acogió el mayor número de países donantes jamás registrado y alcanzó uno de los más altos niveles de gastos programáticos en tres esferas básicas: salud reproductiva, estrategias de población y desarrollo, y promoción. Nuestra principal publicación, El Estado de la Población Mundial, planteó el vínculo entre población y pobreza y señaló las posibilidades que se abren al contar con buena salud y educación.

A lo largo del año, el UNFPA siguió cimentando alianzas más fuertes y captando apoyo para su misión. Esta acción fue facilitada por el creciente reconocimiento de que las cuestiones de población y salud reproductiva atañen al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y que el progreso hacia esos objetivos se fomenta con el continuo compromiso en pro del Programa de Acción acordado en 1994 por la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo. Nuestros numerosos aliados reconocen que el logro de los objetivos de desarrollo depende en gran parte de tomar muy seriamente las políticas de desarrollo y asegurar el acceso universal a los servicios de salud reproductiva.

Thoraya Ahmed Obaid
Directora Ejecutiva
United Nations Population Fund